Águila Roja

28

Bueno, ya han pasado varias semanas del final de la primera temporada de Águila Roja, así que ya puedo opinar con una cierta perspectiva.

Esta serie consiguió que cada jueves estuviera como un clavo para verla directamente en la tele, algo que en estos tiempos de internet y Princesita es digno de medalla. Definitivamente, como decía en mi anterior entrada, Águila Roja es muchísimo mejor de lo que esperaba.

Aviso, lo que sigue tiene numerosos SPOILERS!, así que si vais a verla (podéis hacerlo en esta dirección de rtve.es) no sigáis leyendo, que os estropeo algunos de los mejores momentos.

Desde luego, la premisa de la que parte es impactante: ¿un ninja en la España del s. XVII? Y sin embargo, aunque la serie nunca ha tratado de ser histórica, resulta que en el siglo XVII una embajada de Japón, con samurais y todo, hizo un viaje por medio mundo y visitó dos veces la corte española. Se dice que algunos japoneses se quedaron en Sevilla que de ahí viene el apellido “Japón”, pero eso ya es otra historia.

Vamos, que por poder, podría haber sido. Pero la serie deja desde el principio claro que no va a haber rigor histórico ninguno. No se emplea castellano antiguo ni terminología de la época (¿”Comisario” en lugar de “alguacil”? ¿”La hemos liado parda”?), y muchísimas veces los protagonistas tienen formas de pensar totalmente anacrónicas, sin temores supersticiosos o religiosos.

En una entrevista  David Janer explicaba que la elección del siglo XVII fue por razones puramente estéticas, sin dejar que la Historia les atase. Lo cual no deja de tener su guasa, porque precisamente les reprochamos a los yankis que se forren haciendo lo mismo con la Historia de los demás. Pero bueno, si admitimos la premisa de que “mejor hacerlo nosotros en vez de ellos”, la cosa duele un poco menos.

Personajes

El elenco está clarísimamente enfocado al público masculino. No hay más que ver la cantidad de tías buenas que hay en el reparto (tres) frente a la cantidad de tíos buenos (uno). Pero por lo que he podido escuchar por ahí, parece que a la audiencia femenina les basta con tener un único tío bueno… así que por mí vale. Es más, en el avance de la próxima temporada van a aumentar el número de tías buenas, jejeje.

Águila Roja/Gonzalo de Montalvo

Con diferencia el más sosainas de toda la serie. Inexpresivo, con una eterna mirada de ternero degollado y una voz meliflua, cuesta un montón empatizar con él o incluso tomarle en serio. Sus gestos de cabreo e intentos de intimidación dan más risa que otra cosa, y casi siempre parece fuera de lugar, como un metrosexual que hubiera aparecido de pronto en un pasado lleno de tipos feos, rudos y sucios.

Tengo la sospecha de que fue elegido aposta, para dar la impresión de ser una mosquita muerta que no tomen en serio ni los malos ni sus amigos. Pero eso mismo pasa con Robert Downey Junior en Iron Man y ni que decir tiene que ¡no hay color!

Luego está el personaje en sí, un tipo que estuvo aprendiendo artes marciales y kenjutsu en China (¿ein?), que trabaja de maestro y que, pese a despreciar las bases de la sociedad en la que vive, no duda en tomar un sirviente a su cargo, al que ni paga ni ná. Por las noches se convierte en un justiciero que busca venganza contra los que mataron a su mujer, que casualmente conspiran contra el Rey. También en un héroe para su hijo, al que da extensas chapas en el tejado.

Pese a todo esto, me parece que el personaje tiene suficientes puntos interesantes. Hubiera ganado el triple de interés si el actor hubiera sido otro, desde luego, lo cual es todo un mensaje para el mundo del rol: aunque seas un sieso, si tu personaje es mínimamente interesante se pueden hacer grandes cosas con él. 😉

Satur

El mejor personaje de la serie, desde luego. Un pícaro que empieza cayendo muy mal, por egoísta y antipático, pero que va cayendo cada vez mejor hasta hacerse un sitio en la lista de mejores secundarios de las series españolas

Tiene rasgos de Sancho Panza, de Alfred el de Batman (salvando la flema británica, claro) y muchísimos del Lazarillo de Tormes, el cual, según nos dejan entrever en un episodio, podría ser él mismo si no fuera por la distancia temporal que les separa. Protagoniza muchísimos de los momentos cómicos de la serie, pero también algunos de los más intensos emocionalmente… y Javier Gutiérrez es capaz de transmitir de una forma que ya quisiera el “sin sustancia” de su amo.

El Comisario

Reconozco que el personaje me chirriaba un montón, sobre todo por el nombre. Y viendo a Francis Lorenzo, al que tenía yo encasillado mentalmente como el “profe guay” en Compañeros, pues todavía más.

Los primeros episodios me daban la razón, cuando el personaje era el típico malo que no dudaba en ejecutar a sus propios hombres… pero a medida que avanza la serie me encajaba mejor en el papel. Primero por su trama de amor no correspondido con la marquesa, y después porque resulta ser un malo bastante inteligente, capaz de lidiar con varios conflictos de intereses con relativo éxito. Ambas situaciones provocan un montón de gestos y miradas significativas que requieren algo más que una cara de palo, y Francis Lorenzo me parece que resuelve la papeleta con bastante solvencia, pese a su eterna voz cascada.

La marquesa

El segundo mejor personaje de la serie es la Marquesa de Santillana, una plebeya que se casó con un marqués y enviudó después de tener con él un hijo mimado. Desde entonces se dedica en cuerpo y alma (sobre todo en cuerpo) a conseguir más y más poder, no dudando en acostarse con quien haga falta y participando en la famosa Logia que quiere destronar al Rey.

Aunque inicialmente la presentan como una rival de Margarita por el amor de Gonzalo, a mediados de la temporada ya no lo es y se centra en su otra trama de búsqueda del poder. Me parece que los guionistas se pasan de moralistas con ella, ya que la pobre se pasa la mitad de los capítulos llorando, sintiéndose sola o a punto de que le dé un ataque de nervios, como si los guionistas quisieran decir “Niñas, si os dedicáis a ser casquivanas por interés, así vais a estar todo el tiempo”. Y como para reforzar lo mala que es, encima la llaman Lucrecia. Que sí, que lo hemos pillao.

Miryam Gallego está sencillamente perfecta, dominando todos los registros, desde el aburrimiento nobiliario al miedo cerval.  Y además está bastante buena, ofreciendo algunos desnudos de espaldas francamente remarcables.

Margarita

Este personaje va al revés que el resto: a medida que avanza la serie, empeora. Empieza siendo una chica capaz de buscarse la vida por sí misma, pero acaba siendo la típica tía buena sin sustancia cuyo único interés en la historia es ver si se acaba liando con el héroe o no. (Spoiler: no)

Eso sí, está realmente buena, y también nos regala con algún desnudo de espaldas y algunos escotes que consiguen que no nos fijemos en la mirada de ternero degollado que suele exhibir. Sin embargo tengo la sensación de que Inma Cuesta la pone por exigencias del guión, mientras que David Janer sólo es capaz de hacer variaciones mínimas (frunciendo el ceño y desfrunciéndolo) de esa mirada.

Catalina

La típica mujer de armas tomar, que tiene atado en corto a su marido y tiene las cosas muy claras sobre la vida hasta que su marido muere. Es la ama de llaves de la Marquesa, y la mayor parte de los líos que suceden en la serie vienen a través de ella y de los secretos que conoce sobre Lucrecia.

En cierta medida es un complemento de Satur, y tiene también frases antológicas. Quizás en la siguiente temporada éstos se líen, algo que parece obvio después del capítulo 11.

Desde luego, este papel le viene bordado a Pepa Aniorte, que corre el peligro de convertirse en un Resines que sólo se interpreta a sí mismo. Pero vamos, por lo demás borda el personaje.

El franciscano volador

El personaje se llama Agustín, y actúa como el típico PNJ que proporciona información y misiones a los PJs. Aunque es bastante “bidimensional” en cuanto a carácter (e interpretación), uno de los flashbacks nos lo presenta de joven  limpiando una espada al lado de una mujer muerta, lo que le dio un punto de mal rollo bastante interesante.

Pero lo mejor es que protagoniza uno de los momentos ¿PQC? más flipantes de la serie, que se me han quedado en la retina: ¡¡El franciscano voladorrrrrr!!

Resto de personajes

Hay muchos niños, entre los que destacan el hijo del maestro (Alonso) por lo ligeramente repelente, y sobre todo el mamonazo del hijo de la Marquesa (Nuño), al que dan ganas de darle una manita de hostias hoy sí y mañana también para borrarle de una vez por todas su sonrisita y sus aires de superioridad. Bravo por Patrick Criado por conseguir suscitarme ese odio visceral.

Además hay varios secundarios para hacer bulto, entre los que hay que destacar  a la tabernera, la tercera tía buena del reparto, increíblemente casada con el gris de su marido. Ah, y también al médico, que se convierte en rival por el amor de Margarita y resulta ser un Grande de España disfrazado.

Planteamiento y temas argumentales.

Los primeros capítulos poco tienen que ver con los finales, pero eso es tanto bueno como malo. Por una parte, los primeros capítulos me sorprendieron por lo rompedor de su planteamiento, mientras que los últimos eran ya más normalitos, pero a cambio se notaba una mejoría notable tanto en el sentido del ritmo como en los diálogos, mucho menos forzados que al principio.

Además me encantó que innovaran un poco en la estructura típica de los episodios de series españolas que yo he visto. Habitualmente un episodio tiene al menos tres tramas que transcurren a la vez y que normalmente no influyen en las demás. Pongo un ejemplo con el capítulo 6×26 de Aída:

Trama 1: El neón del bar Reinols.

Trama 2: El concurso de rap

Trama 3: Los problemas del Luisma con el barrendero del barrio.

Salvando pequeños detalles, podríamos haber puesto la trama del neón con en cualquier otro episodio y no habría pasado nada, porque las otras dos tramas no intervienen de forma decisiva en su desenlace.

Sin embargo en Águila Roja esto no siempre es así. Por ejemplo, en el capítulo 8 hay dos tramas que se entrelazan profundamente: la del collar de la Marquesa (¿homenaje o plagio? nada disimulado a los Tres Mosqueteros) y la de la competencia de los niños por la atención de la niña.  El robo del collar por parte de Nuño para ganarse a la niña pone en un serio aprieto a la Marquesa, que tenía que devolverlo al Rey, y a Catalina, que se lo había llevado para arreglarlo ella en lugar de llevarlo a un orfebre y así quedarse con la pasta.

Igual esta forma de estructurar un episodio ya lo están haciendo en otras series como Física o Química u Hospital Central… pero como no las sigo, a mí me sorprendió verlo en Águila Roja.

Además de esto, hay varios detalles que me parecen absolutamente geniales:

El arco argumental del libro de la Logia: sencillamente descojonante. Siendo la razón por la que matan a la mujer del maestro, pasa un par de días debajo de un banco de piedra hasta que lo coge uno de los niños, Murillo. Como el libro está escrito con zumo de limón sus hojas están en blanco, así que el niño utiliza las hojas para hacer dibujos. Uno de ellos es el retrato de la mujer de Águila Roja, que regala a Alonso.

El resto de las hojas las usa para hacer dibujos eróticos de la mujer del tabernero que va vendiendo por toda la ciudad. Claro, el tabernero se entera, le quita el libro al niño y ¡lo quema en la chimenea! Para cuando Águila Roja le sigue la pista el libro ya no es más que carbonilla, y no será hasta el último episodio cuando se descubra el secreto del retrato.

Los malos en general: La Logia es todo un ejemplo de organización Caótica Malvada: pertenecer a ella es tener que estar siempre alerta para que no te apuñalen por la espalda. Tanto la Marquesa como el Comisario tienen que estar maniobrando constantemente para no convertirse en blanco de sus propios compañeros. ¿Y qué decir de que el objetivo de la Logia sea poner un francés en el trono de España? Juas juas juas

Las túnicas rojas quedaban muy bien,  pero eso de ir por la calle con una de estas, aunque fuera de noche…


Cierta sensación de imprevisibilidad: sobre todo al principio de la serie, hay giros de guión que me dejaron de piedra. Las andanzas del libro de la Logia, la bala perdida que alcanza a una Margarita disfrazada de hombre, la muerte del niño de las muletas y la de Floro, el desenmascaramiento de Águila Roja por parte de un inteligente Comisario… daba la sensación de que los guionistas no tenían reparos en poner patas arriba todo lo establecido y en matar a quien hubiera que matar con tal de llevar la historia adelante de forma lógica.

Luego, a mitad de la temporada, se cortaron bastante más. Me hubiera molado que desfiguraran a la Marquesa cuando le pusieron la máscara de hierro, privándola de su principal arma. O que hubieran matado al Comisario (aunque es posible que lo hayan hecho, visto el final de la temporada, pero con la trayectoria de la serie es muy poco probable que lo hagan). Además, inexplicablemente Gonzalo vuelve a ser descartado como sospechoso de ser Águila Roja, pese a las certezas del Comisario. Vamos, no me explico cómo no le tenían vigilado constantemente.

La lógica de algunas de las tramas: particularmente me encantó la forma en que implican al médico como principal sospechoso de los asesinatos de niños en el capítulo 10. Comenzando con algunos indicios que apuntan en su dirección y finalizando con que le pillan con un niño herido en la mesa de operaciones (al que estaba curando porque Águila Roja se lo trajo), llegué a pensar que al médico se lo cepillaban porque todo estaba contra él.

La música: nunca me suelo fijar en la música de las series españolas, que suelen estar pobladas de temas de grupetes de moda, pero la música de Águila Roja me encantó. Eso sí, tiene momentos muy Señor de los Anillos…

Un Wilhelm por episodio: Los de sonido deben ser bastante frikis, porque no hay capítulo de Águila Roja que no tenga un Wilhelm. Después del tercer episodio yo ya estaba atento para ver en qué momento del capítulo salía uno.

Para los que no sepan qué es un Grito Wilhelm:

Como nota curiosa, el grito Wilhelm ya salió en una película ANTES de que el pobre Wilhelm lo gritara mientras llenaba su pipa. He aquí el momento:

Los combates: Al principio de la serie son bastante elementales, pero muy espectaculares para lo que estamos acostumbrados a ver en series españolas. Eso sí, hay veces que no tienen ningún sentido y ocurren porque sí (esa escena de “¡que viene la guardia!” y quedarse a luchar con ella… nchts.) Con el transcurso de la serie van mejorando no sólo en puesta de escena sino también en lógica.

Este tenía que haber sido uno de los combates más flipantes y se quedó en ni fu ni fa.


El magistral uso del avance del último capítulo: Al final de cada episodio salía un pequeño avance de lo que iba a pasar en el siguiente. Sin embargo, en el penúltimo Águila Roja recibe un disparo a quemarropa y queda tendido en un rincón de un pasadizo, medio muerto (una imagen que me impactó: lejos de todo el mundo, muriéndose sin poder acabar su misión…). Pues bien, en el avance mostraron imágenes de la trama en las que salían todos menos el héroe. Ni que decir tiene que mi Reina y yo nos quedamos helados: ¿Le habrían matado de verdad?

Y poco más me queda por añadir. En algún sitio leí que Plutón BRBNero podría ser el revulsivo que le hacía falta a este país para empezar a hacer series de ciencia ficción (y creo que consiguió justo lo contrario). Águila Roja puede que no sea la serie perfecta, pero espero que sirva para empezar a hacer series de aventuras. Las audiencias desde luego acompañan.

Editado: Podéis ver otra crítica más entusiasta y más completa a nivel de esgrima en esta entrada del blog de Kerish.

Editado: Más comentarios sobre esta entrada en este foro de fans de Águila Roja.

28 COMENTARIOS

  1. No he visto nada de la serie, soy un total descreído de las series españolas. Ahora sigo la 4ª temporada de Supernatural(Sobrenatural) y voy a comenzar la 5ª de Perdidos.
    Sin embargo, mi colega Nacho me ha hablado muy bien de águila roja y puede que con vuestros 2 consejos le de una oportunidad, ya veremos.

    Eso sí, me quedo con lo del grito Wilhelm, un crack, me he partido la caja. Los americanos son de recursos fijos, eso seguro.

    Un abrazote y felicidades por tan extenso y explicativo post. te lo has currado un montón, seguro que muchos seremos los que al final le demos una oportunidad a la serie gracias a ti.

  2. Ufff….yo cuando vi el anuncio del Aguila Roja me encontré con sentimientos encontrados.

    Por un lado se me antojaba una especie de Pasion de Gavilanes en una anacrónica España del S XVII con un primo perdido de Altair como prota.

    Por otro lado ¡un primo de Altair como prota!¡Tias cachondas! ¡Duelos de espadas!
    Al final decidí que tenia cosas mejores que ver.
    igual este verano le doy una oportunidad.
    Por otro lado…
    ¡Genial la critica!

  3. “Plutón BRB Nero” tuvo tres episodios buenos (sí, los conté), pero aún así estuve enganchado.

    Al final tendré que verme también Águila Roja, con una sensación de placer culpable, me temo ;).

  4. Hola,
    Me pasó como a tí. Comencé a verla con escepticismo y terminé enganchado cada jueves al televisor. Sin duda es un buena serie, aunque no pasará a la historia como la mejor, ni de cerca. Me gustaría añadir algunos puntos a tu crítica:

    – Primero, a ver si los productores de series españolas se dan cuenta de que las series de aventuras/acción/ci-fi, tienen tirón y se dejan de tanta ñoñería y tanta chorrada. ¿Dónde quedó ese Curro Jimenez, por ejemplo?
    – Segundo. El principio de la serie fue verdaderamente desalentador. Tu lo calificabas como “sencillamente descojonante”. Yo voy más allá. Es verdaderamente patético. Un supuesto traidor de la logia que se presenta en el lugar secreto de reunión con todas las pruebas que tiene contra ellos y amenaza al grupo más peligroso del momento a la cara… Y encima va y se escapa… No me extraña que poco a poco fueran cargándose esa línea argumental, supongo que los propios guionistas se dieron cuenta de su cagada y decidieron corregirla.
    – Muchos momentos de la serie eran como si los hubiera escrito yo. Se nota que los guionistas son frikis y que les han dado cierta libertad creativa y eso les ha hecho crear grandes momentos y escenas. Quitando ciertas cagadas, un trabajo genial.
    – Los momentos de comentarios anacrónicos en tono de humor, son geniales. Conversaciones entre los personajes en plan: “Voy a tener que hacer horas extra” o “Voy a pedir un aumento” quedan genial y muy divertidas.

    Bueno, un fuerte saludo para todos y en serio, ignorar las cagadas de los dos o tres primeros capítulos y las mediocres interpretaciones iniciales. En cuanto la serie avanza y los actores comienzan a creerse sus papeles, mejora mucho tanto en argumento como en interpretación. La serie va de menos a más, es muy recomendable.

    SALUDOS, Kaliber

  5. Fatelux: Gracias, compañero, la verdad es que aun siendo un artículo extenso creo que se me han quedado muchísimos detalles en el tintero. Al final va a parecer que soy un fan y todo, 😛

    Si al final acabas viéndola, te aconsejo que te relajes, dejes todo lo que crees saber a un lado y te metas todo lo que puedas en la trama. Así es como la disfruté yo. ¡Y muchísimas gracias por los cumplidos!

    Artus Silenis: Jajajjaa, bueno, el dato de los samurais en la corte Española daba un +1% más, pero si no te lo has añadido es que ya lo sabías 😉 Impresionante, ¡pensaba que no había tanta gente que lo conocía!

    Pableras: Me esperaba exactamente lo que tú (salvando el parecido con Altair, jajajja), y por eso me sorprendió que la cosa fuera más hacia los ¡duelos con espada! y ¡tías buenas! Por no hablar de detalles como que incluso ¡exploran dungeons con trampas! Vamos, a esas alturas ya me tenían en el bote. Hasta veía pifias y gasto de puntos de Héroe a tutiplén XD

    Carlos: Con la cantidad de cosas que tienes por hacer, te disculpo de ver Águila Roja. Tu prioridad es leerte Geralt de Rivia 😛

    Kaliber: ¡Gracias! Estoy de acuerdo con todos tus puntos excepto el segundo. Veamos.

    Coincido contigo en que los dos o tres primeros capítulos se hacen pesados, pero yo lo achaco no sólo a la interpretación de los actores, que mejora con el tiempo, sino también a la falta de ritmo y a los diálogos tan poco naturales que tienen en esos episodios.

    Sin embargo tengo que disentir en tu análisis sobre la “lógica” de la escena que comentas. Creo que hay que aparcar ese tipo de análisis desde el minuto 1, ya que la serie no se guía por la lógica sino por las convenciones del folletín, las pelis de acción e incluso de los comics de superhéroes (ahí está la escena del franciscano volador, que responde a la convención “si hay dos superhéroes en una historia, en algún momento tienen que darse de leches”)

    Bajo ese prisma todo tiene mucho más sentido. La escena que comentas da lugar a una escena de tensión, una pelea y una persecución, cosas que no habrían ocurrido si adoptamos un planteamiento más “lógico”. Y así también tienen sentido el asalto a la guarida de la Logia, la pelea con los guardias que custodiaban al hijo de Floro, etc etc. Si asumes ese punto de vista, la serie se disfruta muchísimo más.

    Por eso la historia del libro me parece tan genial: los guionistas se deshacen del MacGuffin en el episodio dos con una excusa absolutamente delirante e irreverente: ¡pintándole encima retratos eróticos de la mujer del tabernero! Si Hitchcock levantara la cabeza también estaría descojonao de la risa, jajaja

    Dicho todo esto, vuelvo a insistir en que coincido contigo en el resto de puntos. A ver si toman nota las productoras y hay más proyectos así, dejando más libertad creativa al equipo. Es más, deberían incluír algún friki ( o dos, o tres) en los nuevos equipos, que como hemos visto en Águila Roja son fundamentales para darle ese saborcillo especial a cualquier producción.

    Por cierto, he incluido un enlace a otra crítica, también en clave friki, del blog de Kerish, para que veáis otro punto de vista sobre la serie.

    Un abrazo a todos y gracias por tomaros el tiempo para comentar!!

  6. ¡Salud la compañía!

    Maese Erekibeon, aún no la he visto (vergüenza me tenía que dar, siendo el siglo que es, por mucho que parezca más bien medieval…), aunque la tengo descargada y esperándome. Ya comentaremos llegado el momento… sólo he leído el principio del artículo por eso mismo.

    Pensaba yo que habíamos comentado lo de la embajada japonesa y lo de Coria y el apellido japón… Bien cierto que es, una anécdota de lo más curiosa del siglo XVII.

    Genuflexión y tres vueltas de sombrero,

    El Conde Jayán.

  7. ¡Hombre, Erek! ¡Gracias por linkearme!
    Me dijeron que me habían leído mencionado por aquí y eso (un chaval fan de Alatriste que pensaba encontrar algo parecido en la serie) y se puso a mirar por todo el güebcindario.
    Y buenos tus comentarios, por cierto… quería comentar de paso queee… sabes ya que Ken Foree ha hecho una peli llamada Zone of the Dead, ¿no?
    Seguro que te molan los zombis. Ya me pondré al día que escribo desde mi sobremesa recién formateado, a ver lo que dura.
    Por cierto, en la página de TVE me parece que dejé un comentario sobre curiosidades y eso, si lo encuentras, échale un vistazo. Puede que te interese.
    ¡Un saludo!

  8. Señor Conde: me sorprende sobremanera que no la hayáis visto. Y más cuando fue a través vuestra cuando me enteré por primera vez de que se estaba rodando. ¡No puede ser!!

    En fin, espero que os pongáis al día antes de que comience la segunda temporada. Sería realmente interesante contar con vos para hacer incursiones en los foros de fans, jajajaj.

    Kerish: qué menos que enlazarte, camarada, jejeje. Por supuesto que me gusta el tema zombie, gracias por la info. Ah, y no encuentro el comentario que hiciste… ¿tienes algún enlace?

  9. ¡Pardiez que sí, que habrá que ponerse al día! Así tendremos licencia para hacer las susodichas incursiones… como se harán también en su momento las correspondientes en el foro de Asshai.com (que por cierto yo sé de alguien que ya anda zascandileando por allí, y no quiero señalar… xD), cuando acabe con lo publicado de “Canción de Hielo y Fuego”.

    Y por cierto, y al calor del comentario del señor Kerish sobre el tema zombi (aún a sabiendas de que éste no es quizás el post más adecuado para ello), no puedo dejar de recomendar un cómic (que es bastante probable que ya conozcas, como aficionado al tema) y cuyos algo más de 5 años de publicación me he zampado en unos días: “The Walking Dead”. Y como muestra ilustrativa este enlace: http://comicsvirtuales.blogspot.com/2008/02/los-muertos-vivientes-walking-dead-en.html

  10. Me excuso, caballeros si este no es el post dedicado al tema, pero es que soy un bárbaro caótico bueno… ya sabéis, tengo un cajón “desastre” en el coco, y con todo y con eso quisiera compartir algo que os hará babear. Pero puede que conozcáis ya la web…
    Por cierto, Conde Jayan: Buenísima Los Muertos Vivientes. Espero que se me perdone esta faltilla del destema por lo que voy a poner sobre la mesa ;P

    http://www.zomicz.com/index.php

    Y en este segundo link hallaréis todos un comentario mío prescindible, salvo por la info de juegos de zombis que han habido en las consolas y un link que os llevará al paraíso podrido…

    http://www.150zombie.com/2007/10/juegos-de-zombies.html

    En cuanto al maestro Erekibeon, mea cvlpa, el comentario no lo puse en TVE, sino en Series Adictos, donde se empezó a comentar el temilla poco antes de empezar la serie si mal no recuerdo. Es el comentario Nº 11.

    http://www.seriesadictos.com/2008/07/15/aguila-roja-nueva-serie-de-tve/

    Pido disculpas por extenderme más de lo necesario ( pero me vais a levantar un altar por los comics y los juegos, bribonesss 😛 ), ¡y un saludo al maestro de este calabozo y a todos los blogueros que se dejan caer por aquí!

  11. Señor Conde: Bueno, hace tiempo que no hago incursiones en Asshai. La última encamisada que monté fue para protestar por el retraso en la traducción de Festín de Cuervos, así que con eso os lo digo todo ;-P

    Respecto a Los Muertos Vivientes no puedo sino alabar vuestro buen gusto. Como sin duda recordaréis en una conversación que mantuvimos (https://www.erekibeon.com/blog/zombies-por-todas-partes/) 😉 hace ya algún tiempo que compré el primer tomo en castellano, y desde entonces la sigo. Pero ahora que miro ese enlace vuestro… me quedé en el número 50, y veo que hay hasta el 65. ¡Corriendo voy a leerlos!

    Kerish: Gracias por los enlaces, jejeje, y no hay que pedir disculpas. De todos modos, aviso que próximamente va a haber artículo sobre Guerra Mundial Z y Zombi: Guía de supervivencia, con lo que podremos explayarnos más sobre el más plebeyo de los no-muertos 😉

    Ah, y muy interesante lo de la orden del Águila Roja. Ahora soy yo quien tiene que sumarse un +1% a Conocimiento Friki, jajajja. ¡Gracias!

  12. Si queréis más información sobre los viajes de japoneses a España en el siglo XVII, leed el libro El samurái.

  13. Si es uno en el que van con un cura, lo leí hace mucho. Mola, pero el prota nipón tiene un final muy *japonés ^^U

    (N. del A.: *Muriendo porque no hay más remedio y porque el honor lo exige, aunque tendría que volver a leerlo)

  14. Bueno, estoy a 2 capítulos de acabarme la 1º temporada, y me está gustando mucho, es anacrónica de narices y a veces da verguencita ajena…pero me está gustando.

    Satur es de lo mejor que tiene la serie, picaro, mentiroso, entrañable, es un personaje muy divertido que contrasta bastante al soso de su jefe.

    ¿Las tias? cachondas todas, aunque la marquesa se da un aire a una profesora de psicologia que tuve en bachiller. Mal rollo.

    ¿Las peleas? a veces algo cantosas, pero molan. No hay más que rascar.

    ¿El resto de secundarios? bueno, con el niño del prota no me meto ya que mi primita está colada por él; el hijo de la marquesa me recuerda a Joffrey de Cancion de Fuego y Hielo; los colegas, el barbero y el tabernero, me parecen graciosisimos; y el comisario es lo más malo pelele que he visto mucho tiempo.

  15. Vaya, sorprendido me hallo, maese Pableras. ¡Con el gusto tan personal que tienes para las series!

    Y coincido completamente con el parecido de Nuño con Joffrey, jajaja, es igual de fostiable 😛

    ¡Un saludete!

  16. Bueno Maese, hoy en el campus me he encontrado con un profesor mio del año pasado (y a ver si sigue el curso que viene), Iñaki Reguera que es una eminencia en cuanto a la Inquisición y todo lo que le rodea y le he preguntado por el termino comisario.
    Lo cierto es que existían comisarios aunque estaban vinculados con el Santo Oficio a modo de intermediarios…y muchas veces solían cumplir cometidos similares a los desempeñados por el personaje de la serie.
    Ahora me chirría menos.

  17. Vaya, pues no tenía ni idea. Eso explicaría la vinculación especial que tiene con el Cardenal en la segunda temporada… En fin, que a lo tonto vamos a aprender algo de Historia con una serie que pretende ser todo lo contrario, jejeje.

    ¡Gracias y un saludete, maese!

  18. ¡Mola!

    “Además, todo el territorio estaba salpicado de una especie de policía inquisitorial que eran los comisarios. Eran clérigos o párrocos de zonas rurales, por lo tanto, muy crédulos. Presionaban mucho a la gente para que confesara, y Salazar se dio cuenta de eso. ”

    Pues toma ya, resulta que existía el término en la época de la serie, jejeje. ¡Gracias, camarada!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.