Una desventaja de las adaptaciones al cine

9

Vía The Silver Key he encontrado el blog “Quick, Hide here“, donde el artista Justin Gerard va comentando el proceso que sigue para crear varias de sus obras, entre ellas varias dedicadas al Hobbit.

En el primer artículo que dedica a la serie Justin explica por qué se decidió a dibujar escenas del libro de Tolkien. Resulta que cuando vio por primera vez la película de La Comunidad del Anillo le chirriaban un montón de cosas: los orcos no eran como él se los imaginaba (simiescos y con los nudillos arrastrando por el suelo), el Balrog no estaba envuelto en la nube de humo sulfuroso que él recordaba, etc etc. Sin embargo, a medida que iba viendo las películas se iba olvidando de cómo eran sus propias imágenes… hasta que llegó un momento en que se dio cuenta de que no podía disociar a  Sean Bean de Boromir. Que había perdido completamente todas las ideas que tenía de la Tierra Media, sustituidas por las de Peter Jackson.

Y como no quiere que le pase lo mismo con la próxima película del Hobbit, se lanzó a plasmar en papel las imágenes que aún tiene. Así nos ofrece una serie de obras en los que no puede evitar alguna influencia de las películas en todo lo que tiene que ver con los enanos (arquitectura, armas y armaduras, etc), pero que también rescatan del olvido algunas cosas que yo también compartía, como esos trasgos narizones casi sacados de “Dentro del Laberinto” o esos huargos que vuelven a ser lobos, lo que nunca debieron dejar de ser…

Tal vez son unos trasgos muy “warhammernianos”, los míos eran de apariencia más humanoide…


Ay, si yo tuviera también dotes artísticas creo que haría lo mismo. Mi imagen de la casa de Beorn y del propio cambiaformas, de las arañas parlantes, del palacio de los elfos en el Bosque Negro, todas se perderán bajo la uniformidad de la visión de Peter Jackson. Supongo que es el precio a pagar para que todo el mundo conozca el Hobbit…

9 COMENTARIOS

  1. En mi caso, ya se encargó Sir Angus McBride de eliminar cualquier atisbo de percepción personal del imaginario de Tolkien.
    Afortunadamente, la visión de Peter Jackson se alejaba bastante en muchos casos de la mía propia.

    Interesantes enlaces y hermosas ilustraciones.

    Un saludete

  2. Mmm… otro damnificado por MERP, me temo. ;-). Yo afortunadamente conocí el Hobbit y el Señor de los Anillos cuando sólo estaba disponible la Caja Roja del D&D, jejeje.

    Recuerdo haber hojeado el bestiario del Manual del DM para ver las estadísticas de los enanos, los elfos, los trasgos y los lobos gigantes durante la batalla de los Cinco Ejércitos… así que puede que tenga alguna influencia visual de los trasgos, pero más bien de los dibujos de Elmore.

    Un saludete, maese Robotto!

  3. Coincido con vosotros en que la visión de Jackson no fue del todo acertada en algunos aspectos, e incluso cambió cosas de la novela (la parte en la que Saruman inicia la tormenta para que no puedan pasar por el paso de Caradras, en realidad él no tiene nada que ver, bueno, esto por poner un ejemplo)
    Sin embargo hay que reconocer que en otros aspectos, su visión es única y hay cosas que están mejor de lo que imaginamos, como el personaje de Boromir (El mejor de todos) Rivendel, los espectros del anillo, las minas de Moria,etc.

    Espero que el hobbit esté a la altura de la trilogía, como mínimo.
    Sin embrago, una de las cosas que menos me gustaron del trabajo de Jackson fue como representó a los indígenas de la isla de King kong, parecían los orcos de la trilogía, me pareció un copy paste lamentable, espero que no pase igual con el hobbit.

    Saludos amigos 🙂

  4. Para mí Sir Angus McBride dibujó la versiones definitivas del mundo de Tolkien, aunque he de admitir que el Boromir de Sean Bean me parece perfecto, y mucho más simpático (en el sentido de que entiendo más su caída) que la versión de los libros.

    Supongo que de cada cosa debes quedarte con lo que te gusta y pensar que enriquece el conjunto.

    Eso sí, los Ents de Peter Jackson y los Huargos, apestan 😀

  5. Creo que los personajes que mejor se adaptaron visualmente a la imagen que yo tenía de ellos son Gandalf (sin lugar a dudas), Frodo, Gimli, y curiosamente Saruman. Yo también pienso que el Boromir de Sean Bean mejora bastante el original, pero hay otros que creo que lo empeoran. Legolas, Aragorn y Galadriel… puff… No sé quién me pegaría más de Legolas, yo sigo viendo a Daniel Day-Lewis como Aragorn y a una Gwineth Paltrow (tan etérea ella) como Galadriel.

    Sin embargo, los Ents… para mí Peter Jackson los clavó. Árboles que andan. Tal cual.

    El caso es que nosotros, que hemos crecido con los libros, podemos participar en este debate. Pero ¿podrán hacerlo las generaciones futuras? Mi Reina dice que no le enseñaremos a mi Princesa las películas hasta que no se haya leído los libros, pero a mí me parece que eso será muyy difícil…

  6. No creo que sea tan difícil, Erekibeon. Recuerda que no dejamos de ser modelos de conducta para nuestros hijos.

    Yo aún cuento con la versión ilustrada de El Hobbit que me regalaron a la tierna edad de 7 años y con la que descubrí el maravilloso mundo de la fantasía.
    Ahora solo queda esperar que mi pequeño crezca un poquito y, a base de cuentos e historias antes de ir a dormir, se despierte su interés por su lectura.
    Creo que escogiendo correctamente la edición de éste, el Hobbit es un buen libro para introducir a un niño en el mundo de la lectura.
    Lo que si tengo claro es que intentaré por todos los medios de que no se salte el acercamiento natural a la obra de Tolkien y pase directamente al formato en DVD. Antes, le doy el cambiazo por la versión de Ralph Bakshi. 🙂

  7. Coincidimos una vez más, maese Robotto. Siempre he pensado que el Hobbit será el primer cuento “serio” que lea por las noches a mi Princesa. Pero ¿una versión ilustrada del Hobbit? Mmm.. interesante, tal vez me pille una… ¿de qué edición es la tuya?

    Y lo de Bakshi… ¡¡no, por favor!!

Deja un comentario