El Dragón Tortuga ya tiene segunda mano

1

portada de la Canción del Dragón TortugaHace ya cuatro años (¡Santo Crom, si parece que fue ayer!) anunciaba que teníamos una melodía para cantar La Canción del Dragón Tortuga, y para ponerla por aquí utilicé un pedazo de widget de Noteflight que permitía leer la partitura y escucharla al mismo tiempo. Lo cual, para un tipo que sólo dio solfeo un par de años cuando zagal, me sigue flipando a unos niveles que se salen del cinturón de Kuiper.

Desde hace año y medio mi Princesa está yendo a clase de piano y no se le da nada mal. O al menos eso veo cuando la academia organiza miniconciertos con todos los alumnos. Lo que me gusta del método de enseñanza es que la profesora no sólo le hace tocar piezas clásicas, sino que también le anima y le ayuda a inventarse pequeñas composiciones propias.

Un día mi Princesa aprovechó para comentarle que tenía una melodía, pero que necesitaba componer la segunda mano para poder tocarla en piano. La profesora no puso ninguna pega, así que mi Reina le imprimió la partitura (otra de las ventajas de Noteflight) y durante los meses siguientes, por lo visto, estuvieron trabajando sobre ella.

De todo esto me enteré hace unas pocas semanas, cuando mi Princesa la interpretó por sorpresa en su cuarto. Mi cara de flipe debió ser como para hacerle una foto, pero seguro que no pudo expresar toda la emoción que me recorrió por dentro al ver que algo que creamos en la familia sigue vivo, y creciendo.

Por supuesto, incorporé las nuevas notas en la partitura de Noteflight, y ahora la canción suena así:

(Si no os aparece nada en este recuadro, podéis verlo en este enlace al sitio de Noteflight)

Sí, es una segunda mano muy sencilla, pero me encanta cómo refleja la placidez de la vida del Dragón, se vuelve frenética cuando se come a los piratas y de nuevo vuelve a tranquilizarse… hasta acabar con un remate que le hacía mucha falta a la canción. Y además, siendo tan fácil se puede emplear como partitura para los primeros años de piano, y deja la puerta abierta a elaborarla aún más en el futuro.

Pero eso ya se verá… o no. Me da igual. Es un regalazo a tantos niveles que comprenderéis que aún siga impactado y emocionado.

¡Gracias, mis amores!

1 COMENTARIO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.