Primera experiencia Pathfinderiana

34

Como he intentado (sin éxito) expresar por Facebook antes de que mi propio móvil me traicionase, lo del sábado pasado fue una de esas cosas que no te da tiempo a apreciar en todo su esplendor cuando estás allí, en mitad del jaleo. Vamos, que cuando has sacado un 1 natural, Velasco acaba de comunicarte que esa Esfera Llameante te acaba de mandar hasta los -6 puntos de vida, JMPR ha arrastrado tu PJ inconsciente fuera de la habitación y Helena le está haciéndole tragar una poción curativa sustraída a un aturdido Bester, no te estás dando cuenta de que ¡Santa Macumba! ¡Pero si estás en la misma mesa con Helena, JMPR y Bester, y que tu máster es el mismísimo Velasco!

Pero empecemos por el principio. Hace un par de semanas que decidí apuntarme a la Sociedad de Exploradores, animado por las buenas referencias de Bester y la insinuación de que Velasco iba a salir de su refugio secreto para arbitrar una partida. Lo cierto es que hacerse un personaje fue un dolor de muelas, entre skills, ranks, traits, CMDs y demás. Menos mal que encontré el Pathfinder SRD y este generador online de personajes, y más o menos me apañé, pero vamos, que hay que tener en cuenta que no todas las opciones son “legales” para la Society. Para eso también recomiendo vivamente leerse la Guía de la Pathfinder Society, que es gratuita.

¿Una facción con cimitarras y ambiente moruno? Pues no me digas más…

Esa guía no sólo es útil para montarte el personaje, sino también para entender todo el mecanismo y las particularidades de esto del Juego Organizado, que difiere en aspectos importantes del juego normal. Por ejemplo, los puntos de experiencia como tales no existen, por cada “partida oficial” te dan un punto, y con tres puntos subes de nivel. Además, el tesoro que se encuentre no pasa automáticamente a manos de quienes lo encontraron y/o se lo repartieron: al acabar cada aventura te dan cierta cantidad de oro, fija para todos, y con él puedes comprar esos objetos mágicos que has encontrado (si te da la pasta) u otros más utilitarios, tipo pociones, pergaminos y otro equipo normal. También está el tema de las facciones: al crear el personaje eliges una de entre las cinco que hay, y en cada aventura tu facción te encarga unos objetivos secundarios que, de cumplirlos, te otorgan puntos de prestigio. Estos puntos se pueden gastar en cualquier momento para recibir beneficios temporales, normalmente de tipo curativo, además de representar lo bien que estás considerado dentro de tu facción. Lo dicho, merece la pena leérselo antes de ir a una quedada de estas.

En Generación X la cosa estuvo muy bien. Tras una breve introducción se nos distribuyó en grupos y me “tocó” en la mesa de Velasco, junto con Bester y Raúl, que ya habían estado en la convocatoria anterior, y Jose Manuel y Helena, que eran cadetes como yo. Me encantó comprobar que había cierta camaradería entre los que estuvieron la otra vez, aunque les tocara en mesas separadas, y que la timidez inicial de los novatos como yo se disipara prácticamente en cero coma. Lo cual no era de extrañar con el buen ambiente que reinaba.

De la aventura no diré nada para no estropearos nada si os toca jugarla en el futuro. Sólo diré que son apenas cuatro encuentros de combate y nos tiramos más de cuatro horas con ella, lo cual supongo que refleja el nerviosismo y la cautela con la que nos enfrentamos al escenario. Y creedme que, si hubierais estado en nuestro lugar, habríais hecho igual con esa cara de póker de Velasco y sus risas malévolas cuando la cagábamos 😀 Y pese a todo la completamos con éxito, gracias al pedazo de equipo en el que estaba “empotrado”.

Para que os hagáis una idea de cómo se las gastaban en mi grupo, el paladín de JMPR no sólo me salvó de una muerte segura (gracias, maese) y se interpuso como buen tanque entre nosotros y las iras de los bichos a los que nos enfrentamos. Es que encima acabó con el encuentro final de una forma verdaderamente espectacular: desde el suelo sacó una daga y la arrojó con mortal puntería sobre nuestro oponente, que acababa de volver a resucitar. Vamos, casi pude ver mentalmente la escena, con su cámara lenta obligatoria, claro 😛

¿Quién necesita pícaros teniendo clérigos como él?

Por otra parte, Raúl hizo que la clérigo nos pusiera en evidencia a los dos pícaros que íbamos en el grupo, ya que ella solita descubrió dos cuerpos semienterrados con pociones útiles y, lo que es más importante, ¡la puerta secreta que era la clave del segundo encuentro!. Además se complementó especialmente bien con el paladín en el combate, y si no fuera por sus curaciones mi personaje la habría palmado en más de una ocasión.

Mi colega de profesión, Helena, me demostró en repetidas ocasiones que no todo es flanqueo y acrobacias en la vida de un pícaro. Sin tirar un solo dado nos ayudó a pasar indemnes por cierto rito iniciático al interpretar correctamente las inscripciones (a diferencia de mi personaje, jajajja) Además demostró su habilidad con la ballesta en numerosas ocasiones, como cuando derribó con su saeta al tercer encuentro, y con su ingenio desentrañó cómo podíamos llevarnos lo que teníamos que llevarnos.

Y Bester hizo que su mago pareciera sacado de un CSI medieval. Lo mismo te averiguaba la verosimilitud de los hechos escenificados en un tapiz que la duración de cierto hechizo enemigo. Tuvo también la suficiente previsión como para comprar pociones de curación con el dinero de su aventura anterior, las cuales ofreció con una generosidad digna de una Misionera de la Caridad… y menos mal, porque gracias a ellas mi personaje pudo contarlo. Lástima que la suerte no estuviera de su lado en el lanzamiento de hechizos, porque, si llega a salirle la mitad de lo que lanzó, el escenario habría sido un verdadero paseo.

Respecto a mi personaje… bueno, baste decir que estoy esperando a que los compañeros de Outcasted me saquen en su próxima edición de Impactos Críticos XDDD. Mis aportaciones más valiosas se reducen a recibir el hechizo que reseñaba más arriba, salvando así a los demás de tal sufrimiento, y a realizar sobre mi cara cierto ritual incinerador, para que los demás vieran los flamígeros efectos de hacer caso de ciertas inscripciones 😛 Por mi parte, me apunto el llevar preparadas algunas frases hechas para la próxima vez, ya que hubo alguna situación que merecía un “¿Sabes que es de mala educación dar la espalda a alguien con Ataque Furtivo, preciosa?” Ah, y también no dejar ni un hueco de la aventura sin registrar, porque no fui capaz de cumplir ninguna de las misiones de facción, a diferencia de mis compañeros, que al menos se llevaron un puntillo.

También tomo nota de lo práctico que fue contar con el Flip-Mat de Velasco para ir dibujando con los rotuladores el escenario que íbamos descubriendo a cada paso, y también eso de contar con fichas de parchís para nosotros, aunque Bester ya venía preparado con su figurita, claro. Gracias a ese mapa, y a algún “concept draw” de JMRP dibujado sobre la marcha, fue realmente sencillo meterse en situación.

Al acabar nos dimos cuenta de que éramos la penúltima mesa terminar la partida, y fue cuando el máster rellenó las respectivas hojas de aventura para cada una: oro ganado, el puntito de experiencia y una firma del máster para hacer oficial la participación. Hoja que hay que llevar a las siguientes convocatorias… con lo que me temo que si alguna vez llegamos a nivel 10 deberíamos ir con un archivador para las treinta hojas de aventuras. Pero es toda una satisfacción entrar en tu apartadito de Paizo de la Pathfinder Society y ver que esa partida consta a nivel oficial. ¡Ains, qué ilusión!

¿Repetiré? Pues, a menos que haya algún impepinable, desde luego que. Es más, a pesar de que uno de los atractivos de la Sociedad es que hagas “intercambio” de grupos y de másters, me encantaría volver a formar equipo con Rakhaton, Mei, Ian y Reik y lanzarme con ellos a otra misión bajo la atenta supervisión de Velasco. No todos los días se encuentra uno tan a gusto como me encontré el otro día, y menos con gente que acaba de conocer.

Otra cosa es que ellos quieran volver a contar con Turom el pícaro metepatas, claro…. 😀

 

34 COMENTARIOS

  1. No te quites mérito, que todos sudamos la gota gorda y lo dimos todo en los encuentros. Aunque los dados no acompañaron siempre en las salvaciones, ni en los ataques. Pero bueno, aún así hicimos buen equipo y salió bien la cosa. Helena y yo nos fuimos super contentos y me he pasado el fin de semana mirando el manual para ver qué compro con mi bien ganado tesoro (casi seguro que mejoro la armadura y cojo pócimas curativas). Espero que nos veamos en la siguiente.

    Un abrazo!

    • ¡Hola, compañero! Yo también creo que hicimos muy buen equipo desde el principio, básicamente porque creo que estábamos todos en la misma onda desde el principio. Algo que no suele ser lo habitual en mi experiencia particular 😉

      En fin, seguro que nos veremos en la próxima, pero también espero que coincidamos en la misma mesa y prosigamos la historia de esa célula de la Sociedad que conformamos al principio, jejeje.

      ¡Un abrazo! Y póngame a los pies de su señora esposa, por supuesto 😉

  2. jaja…estupenda reseña de la aventura.

    coincido plenamente en el buen rollo reinante que señalas y me alegro te gustase.

    lo tuyo fue mala suerte de un día pero la próxima pondremos la sociedad patas arriba..jeje

    un abrazo majete !

    • Eso espero, maestre, eso espero… pienso someter a mis dados a una profunda cura anti pifias, jejeje. Y por cierto, que sepas que tengo apuntado que te debo unas cuantas pociones para la próxima. O para tí, o para el grupo, jejeje.

      ¡Otro abrazo!

  3. Solo puedo decir que me muero de envidia…y si eso sigue adelante me planteo irme de Seneca a los Madrides. XDDD
    Me gusta el sistema de puntos y tesoros, siempre me he preguntado como sería (bueno, siempre no, solo desde que leía los Caballeros de la Mesa del Comedor).

    • La próxima creo que se está planteando para finales de Mayo, maese, así que id reservando finde, jejeje.

      Lo del sistema de puntos está muy bien, el del tesoro es un poco desconcertante, la verdad. Eso de que haya salido una única espada vorpal en la aventura y todo el mundo pueda comprársela si le da la pasta, y no sólo en el momento, sino en cualquier momento del futuro… pues resulta extraño. Eso sí, entiendo que es una magnífica forma de evitar discusiones entre gente que se acaba de conocer.

      En cualquier caso, un sistema curioso, desde luego.

      ¡Un abrazo, maese Crom! Algún día nos contaréis qué tal fue ese risk del vídeo 😛

      • Gané por abandono del resto. Librar una guerra en 3 frentes y provocar la rendición del enemigo es algo genial ¡los borrorcos comieron mucha chistorra de elfañolista! (que nadie se asuste)

        ¿Finales de mayo? ya estaré martirizado con los exámenes, veremos que tal en la 4º convocatoria. XD

        ¡Un abrazo!

  4. Muy buena reseña espero ponerme en contacto en breve con los organizadores de este evento y de los qu están interesados en montarlo por Barcelona para poder hacer algo similar, que ganas le tengo ya al Pathfinder!!!

    • ¡Hola, Haco! Pues tiene que ser todo un espectáculo sentar en una misma mesa a todos los ilustres blogueros que tenéis en Barna 😉 ¡Suerte y un saludo!

  5. Jeje Os tenía detrás entonces. Los gritos de risas y sufrimiento venían de allí jeje. Por cierto salgo en esa foto Xd con cara rara al fondo Xd. Yo es la segunda vez que voy, y no pienso faltar a inguna, es una gozada jugar con gente que no conoces de nada, y tener tan buen clima, espero poder compartir mesa en alguna ocasión. Un abrazo.

    • ¡Hombre! Pues para la próxima espero reconoceros, maese Dungeon Master, por la cara o por la chapita del contemplador, jejeje.

      ¡Un abrazo!

    • Jajajjaa, pues increíblemente ¡no teníamos ningún munchkin! Incluso me atrevería a decir que todos estábamos entre los tácticos y los narrativos de la clasificación de jugadores de Robin D. Laws… Tal vez por eso la cosa fue como la seda.

      ¡Un abrazo para la family!

  6. Que envidia de mesa, y no lo digo por que la mia fuera de menor calidad, sino por la afluencia de bloggers… es una pena, con todos los que fuimos allí, y no darnos muchos ni la mano. Para la proxima vez, chapita.

    Y no serían 30 hojas! Serian 90!

    • Jajajja, chapita o pegatina de “Hola, soy X, pero en internet me llamo Y” XDDD Y desde luego hay que hacerse fotos, aunque haya algunos que se tapen con la carpeta para no salir (y no miro a nadie, eh ¿Velasco?) 😛

      Y ¿90 páginas para llegar a nivel 10? No sé, si tienes que completar 3 aventuras para subir de nivel… ¿o me falta algún dato?

  7. Yo creo que deberíamos decir ” Que levante la mano quien tenga un blog rolero” y luego presentarnos xD. Y si, son 30, fallo mio, que entendí “cuando subamos a nivel 30” xD

    Un saludete!

    • Pues mira, sería mucho más sencillo así… pero visto lo visto, igual nos pasamos media hora presentándonos, jajajjaja XDDD

      Y anda que no hay que ser optimista :-P. ¿90 partidas de la Society? ¡Ojalá! Me encantaría ir arrastrando ese archivador con todas las aventuras anteriores 😀

      • Optimismo?! y tanto. Con lo bien que me lo pasé, 90 partidas me parecen pocas. Ten en cuenta que el maximo nivel es 12, pero que puedes hacerte más personajes, así que… diversión sin fin.

        Para que luego digan que el rol es caro…

  8. Que bien¡¡ y que envidia¡¡¡
    Gran reseña y me alegra que hayas jugado a Pathfinder con tan ilustres blogueros. Yo me acabo de comprar el Core Rulebook de Pathfinder y por lo que llevo leído me está encantando, me parece el desarrollo lógico de la 3.5 y me apena no haberme pillado antes el manual.

    Que te pareció el sistema y las clases de personajes?? funciona mejor realmente que la 3.5???

    Un abrazote compañero, espero seguir leyéndote y respondiendo a tu blog, a ver si la insurgencia orcoide me lo permite¡¡¡¡

    • Eeeeese Fatelux!!! 😀 Pues no aprecié ninguna diferencia con respecto a 3.5, al menos sobre la mesa. Sí en la creación de Personajes, por eso comentaba lo del dolor de muelas.

      Aunque, si te digo la verdad, Velasco logró que me fijara más en la situación que en las reglas en sí, salvando la ocasional miradita al manual para consultar duraciones y efectos de hechizos. Supongo que te serían más útiles las observaciones de Bester y de Raúl, que llevaban a los conjuradores del grupo, para que te contaran sobre las diferencias que ellos encontraron.

      Suerte con lo de la insurgencia orcoide!! Y recuerda aquello de “vivir para luchar otro día”, camarada. ¡Un abrazo!

  9. Por lo poco que he podido ver tanto las clases como las razas están mejor definidas y los pj´s podrán obtener beneficios de su clase durante todo el ascenso hasta nivel 20, cosa que con la 3.5 no veia tan claro,a menos que te metieras en una clase de prestigio, lo cual hace más engorroso todo.
    Por ahora tiene buena pinta y espero probarlo en breve.

    No te preocupes que me meto en mi agujero en la base y solo salgo si es estrictamente necesario, mientras frikearé todo lo que pueda, en grupo o en plan onanista,jajajaja
    Un abrazote y a ver si puedo seguir leyendo tu blog habitualmente¡¡¡¡¡

  10. Otro blogero que fue al evento 😉 Magnifico resumen de tu partida. La mia fue mas tranquila y apenas tuvimos problemas para acabar con los malvados, incluso logramos completar todos los objetivos de faccion y ganamos 2 puntitos 🙂

    Yo también lleva a un pícaro, aunque mis compañeros me dejaron ir atrás seguro a pesar de que se comieron un par de trampas. Eso si, con las pedazos tiradas que sacaba al principio me gane mis dineros XD Otro que repite seguro la próxima vez…

      • @Kharma: qué envidia lo de los 2 punticos de facción, para la próxima no dejo ni un rincón sin barrer, jajajaja. Gracias por pasarte y ¡Nos vemos en la siguiente!

        @El Guardián: Qué fuerte que no os hayáis presentado debidamente habiendo estado en la misma mesa XDDD en fin, a ver si para la próxima lo resolvemos con la chapita

  11. […] segunda es una aventura de la Pathfinder Society, la segunda del personaje con el que participé en el último evento de la Sociedad de Exploradores. En esta ocasión no conozco más que a tres de mis compañeros, […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.