Smartphones en los juegos de terror

22

Hace un par de semanas me encontré en la tesitura de tener que explicar qué es un juego de rol a un grupo de amigos. Sí, a estas alturas aún tengo amigos muggles que sólo conocen el rol de oídas 😀 . Pues bien, en lugar de emplear la clásica explicación que viene en todos los manuales o de acudir a aquella idea que se me ocurrió hace un tiempo, utilicé el recurso que, según creo recordar, inventó el maestro Jacobo Peña y que +Alfredo “Meroka” Prieto emplea en esta charla en el Expomanga 2013 y en esta otra en el Festival de Fantasía de Fuenlabrada 2014.

Y funcionó estupendamente. Lo entendieron a la primera y diría que les gustó bastante el concepto, sobre todo porque no apareció ninguno de los estereotipos que se asocian con el rol. Y es que de un tiempo a esta parte empiezo a pensar que gran parte del desdén muggle hacia el rol viene sobre todo por los elfos, los superhéroes y las espadas láser, muy “infantiles” para el paladar común. Pero cuando dejas a un lado eso y les demuestras que el rol también se juega con ambientaciones más “adultas”, lo miran de otra manera. ¡Todo un acierto, maeses! 😉

Sin embargo, durante la explicación surgió una situación a la que sigo dándole vueltas. Veréis, a diferencia de las “víctimas” de los dos vídeos de Meroka, que se ponen a deambular por los alrededores del accidente, lo primero que dijo mi amigo Imanol fue “Saco el móvil y llamo a urgencias”. Que es lo que realmente haría todo el mundo en una situación así. El tema está en que, sin pensármelo, tiré directamente de un recurso muy manido por los directores de serie B: “Vaya, aquí no hay cobertura”.

Claro, Imanol hizo un gesto de “qué cabrito, porque a ti te sale de las narices” y siguió adelante con la historieta, que transcurrió más o menos como hemos visto. Pero ya en ese mismo momento me di cuenta de que estaba tirando por lo fácil. ¿No habría alguna forma de integrar los smartphones sin quitarlos de enmedio de una forma tan arbitraria?

Pues no se me ocurrió. Normal, ya que el juego de rol de terror con el que tengo más experiencia está ambientado en la década de 1920. Y como tampoco sigo las últimas películas y novelas de miedo, pues no tengo ni idea de si ya hay algún cliché específico sobre estos cacharros.

Y es que desde el punto de vista de un Máster desactualizado como yo, estos aparatos son una pesadilla. ¿Qué trama de horror clásica aguanta que los protagonistas no sólo puedan pedir ayuda desde cualquier parte y en cualquier momento, sino que encima puedan acceder a Internet y saber exactamente dónde están sobre el mapa?

Como rolero que soy, lo primero que hice fue tirar de RPG.net, porque seguro que otros másters ya se habían encontrado con este problema. Y allí encontré este hilo sobre los rudimentos de las partidas de terror, iniciado este mismo año, donde también se aborda el problema de la tecnología en general… y lo cierto es que me genera cierta tranquilidad ver que hay mensajes que aún apuestan por dejarlos sin cobertura o directamente romper los móviles. Vamos, que parece que no estoy tan desactualizado 😛 .

Sin embargo, en la página 3, este mensaje da justo en el sitio que buscaba: en lugar de anular los móviles, fomentar su uso… para luego usarlos contra los PJs. Ñej ñej ñej. Están las jugarretas sencillas, como que el móvil suene en momentos inapropiados o que el fulgor de la pantalla contra la cara del usuario les haga destacar en mitad de la noche. Pero también incide en algo más interesante aún: que el propio móvil se convierta en un elemento de terror.

Extraños whatsapps de procedencia desconocida, con mensajes perturbadores o escritos en leguanjes desconocidos. Recepción de fotos que enloquecen con sólo mirarlas. O peor aún: fotos de los mismos personajes tomadas desde muy, muy cerca…

Imaginaos la cara de esta rubia, que paseaba sola por el bosque, cuando reciba esta foto por whatsapp… (Foto de Kelsey Vere. Pulsar para ir a su site)

Y no sólo el whatsapp. No sé vosotros, pero cuando conduzco yo suelo tirar de Waze o Google Maps… ¿os imagináis lo que debe ser de pronto que el GPS te detecte en Sebastopol?

En fin, mezclando todo esto se me ha ocurrido esta salida para la próxima vez que alguien me saque un móvil en esta situación. El sujeto llama a emergencias, y se lo cogen con normalidad. Le toman los datos, el punto kilométrico y todos los detalles del accidente, y le confirman que en cuestión de minutos llegará una ambulancia.

Y cuando pasan unos minutos, reciben una llamada. Es el enfermero de la ambulancia y dice que no les encuentra. Que están justo donde les dijeron y que ahí no hay nadie. Les comunica que va a proceder a tramitar una denuncia por la broma.

Si el Personaje insiste, el enfermero manda un par de fotos por whatsapp. En ellas aparece la misma cuneta, la misma curva, hasta los mismos árboles y todo que hay alrededor del PJ.

Pero ni él ni el coche accidentado están ahí.

P.D.: Si sabéis de algún otro recurso sobre los listófonos en el terror, o se os ocurre alguno, ¡pasádmelo en los comentarios!

 

22 COMENTARIOS

  1. Se me ocurre:
    – Música de espera, durante mucho tiempo
    – Operador que no te intiende
    – Sin batería
    – Se le escurre de la mano, cae al suelo y se rompe la pantalla táctil (lo cual hace que no pueda parar la alarma o llamada que sonará en el peor momento)

    • Jejejeje, buenas ideas para anular el móvil. Desde luego, mucho mejores que “sin cobertura”. Sobre todo lo del operador que no te entiende o no te toma en serio, es tan real que así pasó durante el Madrid Arena, por ejemplo.

      ¡Gracias por aportar, maese! ^.^

  2. El terror puede venir tranquilamente del celular, como dices. La tecnología es tan necesaria que se vuelve contraproducente, hasta se afianzan simbólicamente a ella los PJs.

    • Efectivamente, maese Iyunaroshia. De hecho, una de las variedades del terror es convertir algo cotidiano en inquietante, en añadirle algún rasgo inexplicable. El móvil podría ser un buen candidato, sobre todo ahora que empezamos a depender tanto de él, como bien comentas. Así que ¿por qué no sacarle partido en lugar de simplemente anularlo? ^.^

  3. Hombre, en partidas de conspiraciones está claro que hay muy buenos motivos para evitar utilizar los móviles, ya que pueden estar rastreados (si lo hace el FBI, ¿qué no harán los Iluminati?

    En una partida de Witchcraft, establecí antes de tiempo cuál era la posibilidad de encontrar cobertura. Así no queda como “es que no me da la gana que haya cobertura”. Y, cuando hubo cobertura, se quedaron sin ella en mitad de la conversación. Y, cuando estaban escondiéndose, entonces recibieron una llamada para continuar la conversación.

    • Y otra gran opción es Llamada Perdida: recibes una llamada de tu mismo número y, siete días después, muere… Y luego los amigos (PJs) tienen que investigarlo.

      • Jejejeje, esa es muy “The Ring”, y da por sí sola para un modulillo 😛 ¡Pal saco de las ideas!

    • Totalmente, ay del pobre personaje en una partida conspiranoica que lleve el móvil consigo como si tal cosa. Se merece todas las perrerías que se le ocurran al máster XDD

      Lo de las probabilidades de cobertura lo veo muy “vieja escuela”, pero es una gran idea para meter tensión, sobre todo si la tabla la conocen también los jugadores. Tiene que ser todo un show ver sus caras durante una tirada, cruzando los dedos para tener cobertura justo en ese momento tan importante… ¡me la apunto, maese! ¡Muchas gracias!

  4. Otra forma de utilizar los móviles sería como una forma de “metajuego”. Los personajes tienen móvil, los jugadores tienen móvil; no le digas al jugador que su personaje recibe un mensaje o documento, mándaselo directamente al jugador.

    La verdad es que nunca he utilizado este tipo de recursos (soy muy “old school” a la hora de dirigir), pero hay muchísimo potencial ahí agazapado.

    • Ostras, pues es una excelente idea, maese. Llevar siempre en el móvil alguna imagen aberrante, para enviársela por whatsapp a la víctima en el momento adecuado… total, ¡si ya lo hago con los planos de un barco pirata! ^.^

      La cuestión es encontrar una imagen suficientemente buena, la compartiré por aquí si la encuentro. ¡Muchas gracias por la idea, maese!

  5. Acabo de recordar una escena de la película “Arrástrame al Infierno”. La chica está sola en casa, cuando oye pasos. Está encerrada en una habitación, con el móvil en la mano, presta a llamar a alguien, cuando ve la sombra de unas pezuñas bajo la puerta. En ese momento, mira el móvil y ve como la batería se descarga del todo… y aparece una imagen fantasmal un instante antes de apagarse.

    • ¡Anda! pues ¡muchas gracias por la pista, maese Darkmoon! A ver si consigo el trozo de película y fusilo vilmente la imagen, puede servir estupendamente para lo que le decía al maese Emenica. ¡Gracias de nuevo!

  6. Hablando de enviar mensajes directamente a los personajes, en mi grupo de jugadores de Scion hemos hecho un grupo real de whatsapp. En el que por supuesto está el master dentro y hace de las suyas.

    • ¡Pedazo de idea! No sólo para la partida, sino para seguir jugando fuera de la mesa… ¡genial! Y por curiosidad, ¿qué clase de perrerías os hace el máster en el grupo? 😛

  7. Creo que no he tenido que usar este recurso nunca, pero me gusta la idea de que efectivamante puedan llamar a urgencias, lleguen los refuerzos y estos también se vean envueltos en la misma situación de terror en la que están los PJs.

    • Mmm… es una idea, pero ¿no se desmandaría la cosa si esos refuerzos llaman a su vez a otros refuerzos? Aunque acaba de ocurrírseme que vi algo similar en el programa de Iker Jiménez… y lo más que pudieron hacer los agentes fue levantar un atestado. Claro que a ver qué va a hacer la Policía contra un fantasma 😛

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.