Proyecto “Para que no se olviden”: un recuerdo y una reflexión

35

Mientras hacía “labor de campo” para la entrada anterior de los monstruos mitológicos me vinieron a la cabeza algunos libros que hicieron furor durante mi infancia, que versaban también sobre este tema. Recordaba que la editorial era Plesa, pero no recordaba mucho más… hasta que encontré el Proyecto “Para que no se olviden”, un sitio dedicado a dejar disponible para las generaciones venideras algunos de aquellos libros míticos.

Y aunque iba buscando éstos en concreto:

(Click para ir)

también encontré otros que devoré con pasión durante los recreos del cole y que no recordaba que eran de Plesa, como por ejemplo éstos:

(Click para ir)

En aquella época echaban en la única cadena de la tele Érase una vez… el espacio y Ulises 31, y, francamente, no me puedo imaginar el Traveller con una estética distinta de ésta.

Por cierto, si podéis echadle un vistazo al de Ciudades Futuras. En el apartado “Computadoras en el hogar” no podréis evitar una sonrisa con los “ristos”, pero fliparéis cuando veáis la predicción de la impresora 3D…

Pero bueno, me desvío. Como anunciaba en el título, esta excursión por el pasado me ha servido para dos cosas.

Un recuerdo: El gusano de Lambton

La primera, recuperar el recuerdo que tenía de la leyenda del gusano de Lambton. Un relato de un matadragones muy interesante por las características del bicho (una serpiente gigante que se regenera), por la astucia del joven Lambton, aconsejado por una bruja, y por la impresionante ilustración llena de sangre y pinchos que le acompañaba en el libro de Monstruos.

Muy propio para introducirlo en una campaña de Pendragón, ¿eh? Pues cuando investigas un poco la cosa sigue mejorando: el libro se deja en el tintero lo de la maldición.

Al parecer la bruja hizo algo más que soplarle cuál era el truco. También le dijo que tendría que matar al primer ser vivo que viera inmediatamente después de matar al dragón, o de lo contrario su descendencia durante nueve generaciones jamás moriría plácidamente en la cama. Esto son maldiciones como Ricard Ibáñez manda, y no las de D&D 😛

Al bueno de John Lambton se le ocurrió una inteligente forma de cumplir con el requisito: quedó con su padre en que haría sonar tres veces un cuerno tras matar al dragón, y entonces el viejo soltaría a uno de sus perros para que fuera a saludarlo. De esa forma el chucho sería un seguro que evitaría que el primer ser vivo fuera una persona, por ejemplo.

Sin embargo, ay, las cosas no salieron como habían planeado. El padre, consumido por la preocupación, se olvidó de todo cuando por fin escuchó el cuerno y salió corriendo loco de alegría a felicitar a su hijo. Y claro, John no tuvo los arrestos de matar a su padre cuando lo vio venir. Así que fingieron que el primero había sido el perro, lo mataron y no dijeron nada a nadie.

Por supuesto, no se puede engañar a una maldición. Al menos tres generaciones de Lambtons murieron en accidentes, ahogados o asesinados.

Ah sí, me quedaba la segunda cosa para la que me ha servido este viaje:

Una reflexión: los blogs son permanentes

No sé si os habéis fijado en la fecha de la última actualización del proyecto: 2007. Es decir, he descubierto este sitio con ¡cinco años! de retraso.

Últimamente estoy leyendo mucho eso de que estáis pensando cerrar definitivamente vuestros blogs, que es mucho más fácil comentar las cosas más brevemente por G+, Twitter o Facebook. Sin embargo, dentro de cinco años ¿seré capaz de llegar a esas conversaciones, tuits o actualizaciones de Facebook de forma tan sencilla como he llegado yo a este proyecto? Y, lo más importante… ¿me interesará buscarlos?

Lo dudo mucho 😛 En cambio, en un blog dejáis ideas completas, desarrolladas y mucho más elaboradas. Y si encima tratáis de que sean útiles para los demás, como decía el otro día el maestro Calaboso, pues alguien acabará aprovechándolas y empleándolas… o, como mínimo, dando palmas con las orejas por haber descubierto tu blog y flipando con todo lo que aportas en él.

Aunque sea dentro de cinco años… o de cincuenta. ¿Quién sabe? De momento, Internet tiene pinta de ser eterno. ¿De verdad prefieres pasar por él como una brisa anónima en lugar de dejar una huella imborrable?

35 COMENTARIOS

  1. Acabas de hacer que se me salgan las lágrimas Erekibeon… No sé cuántas veces lei los libros de El Mundo de lo Desconocido, y Cthulhu sabrá dónde están esos libros ahora….

    Y en paraquenoseolviden estoy viendo otros tantos libros que pertenecían a mi pequeña primera biblioteca… Los de El joven Científico, Casa Encantadas, La Prehistoría Ilustrada, etc.

    Jamás agradeceré lo suficiente a mi padre que me regalase más libros que coches.

    Gracias por el recuerdo :_)

    • Jejejje, de nada, maese, a mí también dio un vuelco el corazón cuando vi tantas y tantas colecciones que devoraba en mi infancia 😛 Particularmente yo era también muy fan de la Guía del Buen Detective y la del Buen Espía, la de cosas que hicimos mi hermano y yo basándonos en ellas…

      ¡Un abrazo, camarada!

  2. OH DIOS MÍO.

    Acabo de regresar al pasado directamente y sin necesidad de máquina del tiempo. Tío, ¡me leí TODOS esos libros cuando era pequeño! Ahora tendré que bucear por esa página obligatoriamente :O.

    Y en cuanto a lo que dices de los blogs, sabias palabras. He recuperado la fe ;).

    • ¿TODOS? Jur… pues a mí se me escaparon un montón.

      Y acabo de recordar otra serie de libros que también me marcaron, aunque eran de Plaza y Janés: “Juegos de las Batallas“… Yo tenía el de “Guerra de las Galaxias”, pero me hubiera encantado hacerme con los demás. Ains…

      Por cierto ¿tu fe en los blogs flaqueaba? O_O

      ¡Un abrazote, maestre!

      • La biblioteca de Coslada era una maravilla ;).

        De los “Juegos de las Batallas” recuerdo perfectamente haber jugado a “Cerco”, pero me suena que lo vi en otro libro, junto a otros juegos medievales… qué curioso…

        Bueno, flaquear, flaquear… digamos que me agobié un poco el mes pasado ;).

        • Ahora que lo comentas, es verdad que el resto de libros también los acabé leyendo en la biblioteca de Cajamadrid… pero el que tenía en casa era el de naves espaciales. Todavía recuerdo estar coleccionando tapones de dentífricos para el juego de Guerra Galáctica, posiblemente el primer wargame al que jugué.

          Y cómo comprendo tu agobio, maestre… pero bueno, son rachas, supongo. Igual debería apuntarlas para intentar ver una pauta.

          ¡Un abrazote!

  3. ¡Ala, a mí me dejaron unos amigos el de Fantasmas y el de OVNIs cuando era pequeño! Que gracia volver a verlos. ¡Menuda maravilla has encontrado, maese!

    • Pues en mi cole hacíamos intercambio de estos libros. Yo tenía el de Monstruos, pero me leí los demás porque otros compañeros los tenían. Menudos recreos nos pasábamos…

      ¡Un placer, maestro!

  4. Pues a buenas horas vas a encontrar este sitio 😀

    La verdad es que siempre espere que terminasen los de A traves del Tiempo… los que comentas, los tengo en formato fisico en casa, siempre me molaron y espero que mis enanos -cuando los tenga- los disfruten igual que yo lo hice con ellos 😉

    • Jajajaja, bueno, más vale llegar tarde que nunca, ¿no? 😛

      Y qué envidia que tengas todos los libros en tan buen estado como para prestárselos a tus enanos… yo no sé dónde están los míos, pero deben estar en condiciones lamentables… ains…

      ¡Un saludete, maese Dorsai!

  5. Ostras!

    Y lo que mas me ha asustado… los tenía casi todos! O mis padres eran más frikis de lo que me imaginaba, o es que no debía de haber mucha variedad…

    • Ahivá, ¿tú también, como Carlos de la Cruz? Joer… lo vuestro ha sido una infancia entre algodones ¡Os envidio! 😛

      ¡Un abrazote, maese Kano!

  6. Mola un montón la historia de sir Lambton, el libro tiene que ser una pasada. En general todos los libros que nos muestras, parece que todos los que juagmos al rol de chavales nos tiraban ese tipo de cosas!

    • ¡Hola, Guardián! Un placer leerte por aquí, jejeje.

      Pues lo gracioso es que en esta época de Internet no he encontrado otra traducción de la leyenda más que la del libro de Monstruos.

      Y desde luego, ¡es que estos libros son muy rolerizables! Normal que nos gustaran a todos, jejeje.

      ¡Un saludete y gracias por comentar!

  7. Yo tengo algunos de lso que aqpracen en esa página.

    Y una colección de Plaza y Janés del mismo estilo llamada “Ventana al Mundo” que no está ahi.

    De hecho hace tiempo que no la veo por las librerías así que debe estar finiquitada.

    Y es una pena porque eos libros son muy buenos, de hecho creo que los libros infnatiles/juveniles de antes eran mucho más didácticos que los de ahora, y mucho más entretenidos.

    • ¡Buenas, maese Cris-Kell! Pues yo también recuerdo algún libro más, también en el plan que dices… lo que no recuerdo es ni el nombre ni la editorial. A ver si paso por casa de mi madre y le tomo la matrícula, por ver si también está por internet.

      Sobre que los libros de antes son mucho más didácticos que los de ahora… pufff… no sabría qué decirte. Todavía no he hojeado los que hay hoy día.

      ¡Un saludete y gracias por pasarte!

  8. Yo tengo dos, el de Monstruos y uno de una colección similar de dinosaurios. Los lei cientos de veces. Estan en la casa de mis padres.
    Cuando vi la imagen El gusano de Lambton la reconocí de inmediato, hay cosas que uno no olvida. Espectacular el enlace, gracias por compartirlo.

    • ¡Hola, Kapithan! Gracias por el comentario, me alegra que también te haya traído viejos recuerdos… como esa ilustración del gusano, jejeje. A mí también me impactó 😛

      ¡Un saludete y gracias también por pasarte! 😉

    • Pues los míos no sé dónde andarán… pero vamos, que tampoco tenía tantos como aparecen en la página. A estas alturas voy a poder echarle un vistazo a esos libros que tanto ansiaba de niño, jejejej.

      ¡Gracias por pasarte, maese!

  9. Pues yo no conocía ninguno… rea más de libros de mitología y de las pelis clásicas del sábado por la tarde: Robin Hood, Coraza Negra, El Halcón del mar… y tienes razón con lo de los blogs… por eso yo siempre pido que comenten en el y no en las redes sociales…

    • Pero una cosa no quita la otra, maese. Yo también veía las pelis clásicas del sábado por la tarde, como los westerns… pero vamos, cada año que íbamos a la Feria del Libro volvía con uno de estos bajo el brazo 😛

      Sobre los comentarios en las redes sociales, espero que se integrarán algún día en los blogs… De momento lo único que se me ha ocurrido es publicar las entradas en Google Plus y luego, si veo que hay comentarios relevantes, traerme aquí la URL del G+. Requiere más trabajo por mi parte, pero tampoco demasiado.

      ¡Un abrazo, maese!

    • ¡Buenas, maese! La verdad es que yo también estaba con la pereza blogueril, pero al ver esto me surgió esa reflexión. Y oye, mano de santo 😛

      ¡Gracias por el comentario!

  10. Kapithan, el que dices debe de ser la coleccion de La Prehistoria Ilustrada, a la que curiosamente la falta el de dinosaurios… tambien lo recuerdo de cuando era pequeño, estaban todos en la biblioteca de mi colegio ^__^

  11. Yo aún tengo algunos que guardo desde la infancia y otros que he ido comprando cuando he podido. De los de batallas tengo varios, pero sin los juegos ya que los recortábamos para jugar y se han perdido. Por cierto, muy buenos también los de Como ser detective y Como ser espía.

    Otra cosa, me he dado cuenta que respondes a todos los comentarios. Eso te debe dar mucho trabajo y, aunque no lo decimos, lo agradecemos.

    • Pues entonces, maese Satur, te va a encantar esto… el otro día descubrí que en la BSK se han puesto manos a la obra y han reunido ¡casi todos los juegos de aquellos libros en formato Print & Play! Yo todavía estoy frotándome las manos 😛

      Y… me acabo de dar cuenta de que no respondo todos los comentarios, maese. Resulta que no respondí unos cuantos cuando lo de las inundaciones de Lorca… entre ellos uno tuyo :-(. Pero gracias por no tomármelo muy en cuenta, maese Satur.

      ¡Un abrazo y gracias por pasarte por aquí!

  12. Joder que gore el dibujo de la serpiente 🙂

    Yo recuerdo también unos libros de la misma indole que heredé de mi hermano. Uno de ellos era sobre el espacio y futuras razas alienigenas, y venia con un wargame!! Si, lo que ois, con sus fichitas de naves para que fotocopiases y tal… lo que daría por echarle el guante de nuevo!

    • Ragna, ese libro debe ser uno de los de las batallas de los que hablamos, mira el enlace que puso Erekibeon justo antes de tu mensaje.

    • Coincido con Satur, maese Ragna, creo que lo que describes son los libros cuyos juegos ha rescatado la BSK. 😛 ¡Qué bueno! Al final todos tenemos los mismos referentes 😛

  13. Desgraciadamente la web ha muerto… gran pérdida y encima no me descargué nunca todo el material por aquello de “siempre está en la web”… una lástima.

Deja un comentario