Hasta luego, Dibujario

0

Va para siete añazos ya, tío. Siete años desde que me incorporé al área, durante los cuales el curro ha ido cada vez a peor, como el resto del mundo…  pero mira, gracias a ti no ha habido un solo día en el que no haya soltado una carcajada, imaginado una ocurrencia disparatada o creado algo, aunque fuera de lo más nimio.

Y es que eres toda una inspiración. Eres de esas personas que las empresas deberían atesorar no sólo por sus habilidades laborales, que tú eres un crack en lo tuyo, sino también porque generas tan buen ambiente que los golpes que nos lanzan continuamente desde arriba (salarios en decrecimiento, tareas cada vez menos motivadoras, desanimación permanente) no nos lanzan al abismo de la depresión y el quejido permanente. Contigo siempre hay un plan, una gamberrada, un proyecto pendiente que realizar… aunque sea fuera del curro, que aquí no aprecian la creatividad por mucho que digan.

Por eso no seré el único que te eche de menos ahora que te vas por una temporada, pero probablemente seré el que más acuse los efectos de no tenerte como aliado para combatir diariamente el tedio y la mediocridad. Esto no será lo mismo sin tí, camarada. Ni de lejos.

Pero bueno, al menos me consuela saber que hemos hecho unas cuantas cosas que estarán ahí después de mucho tiempo. Cosas que evitarán que tenga que fiarme exclusivamente de mi memoria para recordar todo lo que hemos pasado juntos. Como por ejemplo…

– Cuando intentamos colar a Uziaga en la wikipedia y comprobamos lo rápido que detectan estas cosas 😛

Ragworld, esa ida de olla que pergeñamos con Juanjo que nos tuvo entretenidos durante varios meses.

– Las ilustraciones de La canción del Dragón Tortuga, el primer cuento que le hice a mi Princesa… y seguro que no será el último 😉

– O la mismísima cabecera de este blog, un regalo por el que nunca te estaré suficientemente agradecido.

Por no hablar de la emoción de verte ¡una! y ¡dos! veces en el Hormiguero o de ser testigo casi en primera fila de cómo ibas despegando en el mundo del Visual Thinking y Graphic Recording.

En fin, todas esas cosas y muchas otras (nuestras acciones de guerrilla con animales de goma, Jed Lam, etc, etc),  ya no se perderán como lágrimas en la lluvia. Perdurarán. Y aunque ya conoces lo escéptico que soy frente a según qué cosas, que sepas que éstas y muchas más me acompañarán para siempre.

Hasta siempre, amigo. Mucha suerte y ¡vuela, pajarillo, vuela! 😛

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.