Frases míticas (III)

0

Bueno, en realidad esta no es una frase mítica sino un cuentecillo que para mí es mítico.

Un día el maestro zen Basho, con su alumno Yuko, estaba meditando en su casa, en la posición del loto, sobre el cojín zafu, cuando entró un ladrón. El maestro no se movió ni un milímetro. El ladrón le amenazó con el sable y le dijo:

– Dame cuanto tienes o te mataré.

El maestro dijo:

– Oh, ladrón necio, ¿por qué te preocupas? ¡Ya lo has cogido!

El ladrón se sorprendió y pidió explicaciones.

– No tengo nada -dijo Basho-, y a nada estoy apegado: la pobreza es mi única riqueza, tú ya la posees, ¿por qué me la pides a mí?

El ladrón meditó un poco. Luego, viéndole tan valiente, sacudió la cabeza y se fue.

Entonces el alumno dijo:

– Oh, maestro, tu sabiduría es realmente una fuerza enorme si te permite afrontar sin temor una espada desenvainada.

– Así es -dijo Basho-, en efecto es muy sabio tener una pistola bajo la almohada zafu cuando meditas.

Y mostró un revólver de seis tiros que tenía a punto para cualquier eventualidad

Extraído de “¡Tierra!”, de Stefano Benni (1983)

Esto es lo más mejor que sale en las imágenes de Google cuando buscas “Zafu”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.