Conversaciones durante la cena

4

Hace un par de noches, mientras cenábamos, estábamos esperando a que terminaran los anuncios para seguir viendo el episodio de Doraemon (serie a la que, por cierto, tengo que dedicarle un post un día de estos) cuando, de pronto, mi Princesa va y se pone a memorizar los diálogos de un anuncio que echaban en ese momento.

Extrañado, le pregunté si es que hacían concursos en el recreo de a ver quién se lo sabía mejor, pero me dijo que no, que se lo estaba aprendiendo simplemente porque le apetecía memorizar algo. Y entonces le solté lo primero que se me vino a la cabeza:

“Pues ya puestos a memorizar tontás, ¿por qué tal no te aprendes cosas que te podrían ser útiles si aparecieras de repente en la Edad Media?”

Mi Princesa se volvió con el tenedor en el aire y la boca abierta, fascinada por el concepto. Supongo que llegará un momento en que se acostumbre a las idas de olla de su padre, pero de momento lo sigue flipando… y yo disfrutándolo ^.^.

Entonces le expliqué que fue uno de esos debates absurdos a los que los frikis nos entregamos en cuerpo y alma de vez en cuando, y que hubo quien llegó a elaborar una chuletilla para llevar encima por si acaso.

Por supuesto, la idea le gustó tanto que no tuve más remedio que buscar la dichosa chuletilla en cuanto acabamos la cena. Y la encontré:

(imagen creada por Topatoco.com, una empresa de impresión de camisetas, entre otras cosas)

La verdad es que la chuleta es una decepción, una vez leída. En su mayor parte se basa en “apuntarte el mérito” de cuestiones técnicas que aún ni se imaginaban en la Edad Media, como el ala fija, el electroimán, los relojes de precisión o la fórmula de la relatividad. Vale, te apuntas el mérito… ¿y luego qué? Pues tiene toda la pinta de que la expectativa es que después te tires a la bartola a disfrutar del éxito, los dineros y la posición que da ser un célebre inventor. Vamos, que tiene toda la pinta de ser una chuleta hecha por un español XDD

Un auténtico rollazo, y más para una niña de 7 años. ¿En serio no hay cosas más prácticas y espectaculares con las que epatar a los nativos? Bueno, lo cierto es que la chuletilla trae unas pocas. Lo de la pasteurización o lo de la vacuna de la viruela son la mar de curiosas incluso para mí. Pero lo que más le gustó a mi Princesa fue el apartado de cosas cotidianas aún por inventar, como los botones, los tornillos o las cometas, ya que dice que es capaz de explicarlas e incluso de hacerlas ella misma. Ahí ya tengo mis dudas. Pero mira, un día de estos es cuestión de ponerse e intentarlo.

A mí lo que me extrañó un montón es que no se mencionara la fórmula de la pólvora negra, un clásico para estas situaciones, así que la buscamos por nuestra cuenta… y al final es lo único que ha “memorizado” con la musiquilla de la Vaca que Ríe.Salitre, carbón y azufreee…

¿Servirá esto para algo? Pues para lo mismo que el aprenderse un anuncio de memoria: pa ná. 😛 Pero a lo tonto hemos estado hablando un rato de historia y de ciencia y, lo más importante, nos hemos reído una barbaridad jugando con el concepto.

Ya sólo por eso…

P.D.: Si queréis seguir dándole vueltas al supuesto, los comentarios de este post de MarginalRevolution.com son una mina de ideas. Y otra variante interesante es la que explora este post de Twenty Sided : Si pudierais llevaros al pasado una sola maleta ¿con qué la llenaríais?

Comentarios a esta entrada en Google Plus

4 COMENTARIOS

  1. ¡¡Qué bueno!! ¡Cómo me gusta! Me lo guardo para cuando mi Lannister sea mayor, y entonces memorizará cosas de la Tierra Media y de Westeros porque seguro que le llamo Lannister y me preguntará qué carajo es eso… XD

    • Jejeje, mientras piques su interés de una forma divertida e inesperada, puedes hacerle memorizar prácticamente de todo ^.^

      ¡Gracias por pasarte, maese Sergio!

    • Uauh… y con coña con Fibonacci a lo Chuck Berry en Regreso al Futuro… ¡me lo apunto pa leer!

      ¡Gracias por la recomendación, maese! 😉

Responder a Cubano Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.