2 COMENTARIOS

  1. Gracias, señor Conde, siempre es un placer hallarle en estos humildes aposentos y con tan corteses palabras. Creedme que el sentimiento es mutuo… cuánto más cuando ambos tenemos tantas cosas en común tanto en lo público como en lo sonrojante (ay… la Rosa y la Espada!) 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.