Por las Ludo Ergo Sum 2014

8

Y otro año que sigo con esta bonita tradición (que sigo desde 2011) de pasarme por las LES y escribir por aquí una especie de diario de lo que pasó… aunque haya pasado medio mes desde entonces 😛 .

Lo primero que tengo que reseñar es que… ¡es la primera vez que voy dos días! Desde hace tiempo tenía ganas de acercarme con la familia y probar juegos de tablero a mansalva en la ludoteca. Al final, por motivos del pequeño Bárbaro, sólo fuimos mi Princesa y yo.

Viernes

Mi plan original era acercarme con mi Princesa el domingo por la mañana, pero al saber que algunos otros SGRIanos iban a acercarse con su prole el viernes tarde no dudé en cambiar el día. Cuantos más jugadores, mejor para probar los juegos.

Y allá llegamos ambos al polideportivo, luciendo la estupenda ilustración de RU-MOR en nuestras camisetas. Tuve la ocasión de poder saludar a Juane de Holocubierta, al que hace mogollón que no veía. Un poco más tarde, mientras nos registrábamos saludé brevemente a José M. Real y a su dama, que consiguieron repetir este año, y también a los tres miembros de los Camisetas Naranjas que conocía: +Plunder, Jacobo Peña y +Alfredo “Meroka” Prieto, estos últimos a cargo en exclusiva del apartado de rol. Y me hubiera encantado saludar o extenderme más, pero no quería que mi Princesa tuviera que esperar demasiado para la diversión. Total, si al día siguiente iba a volver…

Lo siguiente fue dejar el material que llevaba en el Mercadillo Solidario. Ya desde primera hora de la tarde estaba bastante petado, pero aun así nos atendieron de maravilla. Ahí dejé un Canción de Hielo y Fuego junto con el suplemento Peligro en Desembarco del Rey (ya tengo la edición Juego de Tronos, que incluye ambos y viene con las erratas corregidas), un Spirit of the Century en inglés (ya tengo la edición traducida y mejorada de Conbarba), un Mouse Guard en inglés (ya tengo la edición española, de Holocubierta/Rodrigo García), un Exalted 2nd Edition (que ni he hojeado, oiga) y un ¡Gañanes! y un Dogfight, que no sé por qué tenía repes por casa.

A todos les puse precios de menos de la mitad de lo que costaron, porque, siendo sincero, mi prioridad no era la pasta, sino recuperar espacio en casa ^.^ Pero debe ser que hay gente viviendo sepultada literalmente en libros y desesperada por hacer hueco, porque desde el primer momento había artículos con precios absolutamente tirados de precio. Lo que más me llamó la atención fueron unos SuperHumores de Mortadelo en perfecto estado a ¡2 euros cada uno!. Y claro, ante tal muestra de desesperación no tuve otro remedio que solidarizarme con hermanos en el frikismo que están pasando por tales apuros… aunque fuera a costa del espacio que acababa de ganar. Pero eso ya lo haría al día siguiente.

Hecha la descarga, por fin enfilamos a la Ludoteca para pillar un par de juegos con nuestros dos números de inscripción. Allí había un montón donde elegir, pero, gracias a los siempre atentos y simpáticos Camisetas Naranjas, arramplamos rápidamente con el Piko Piko y el Bohnanza, de los que había leído buenas críticas, y corrimos a instalarnos en una de las mesas que aún estaban vacías.

Sí, podíamos haber pedido que algún Camiseta Naranja nos explicara los juegos, pero tengo la extraña manía de molestar lo menos posible, así que nos pusimos a probar el Bohnanza los dos solos, a base de leer el manual.

Y lo cierto es que nos sirvió para pillar un poco de carrerilla en el sistema para cuando aparecieron los maeses Oscar Iglesias, +Raquel Cano y Carlos de la Cruz con sus respectivas princesas… y también al maestre +Jan Cantor, al que no había visto en persona desde hacía demasiado tiempo, y no pudo quedarse.

En poco tiempo ya éramos seis jugadores a la mesa, cuatro niñas y dos adultos, lo que aumentó la diversión exponencialmente… y también me sirvió para valorar mucho mejor lo que dan de sí los juegos que probamos. Aquí van mis impresiones:

Bonhanza: En la caja recomiendan una edad de 13 años para arriba, pero funcionó estupendamente con jugadoras de 4 a 8 años. Creo que el mérito es de las ilustraciones, que dan mucho juego, pero también por la estructura de los turnos: muy rápidos y con un segmento en el que puedes puñetear (o comprarle) a quien quieras, lo que mantiene muy bien la atención de todos los jugadores durante los turnos de los demás.

Piko Piko: Tuvimos la gran suerte de que la Casa Iglesias-Cano ya tenía el juego y que la dama Raquel nos explicó las reglas de viva voz, con lo que tardamos mucho menos en ponernos a jugar. También es para mayores de 12 años, pero pensé que pasaría como con el Bohnanza… y no. Es verdad que ayuda al cálculo mental y que tiene cierto componente táctico a la hora de decidir qué dados coger y cuándo plantarse, pero los turnos con gente más pequeña se hacen interminables y acaban por dispersarse. Así que nada, para cuando sean más mayores.

Fantasma Blitz: Para mí la gran revelación de la tarde. La dama Raquel también nos explicó el mecanismo, muy similar al Dobble pero con una gran vuelta de tuerca: Los jugadores deben ser los primeros en coger el objeto que coincide en forma y color con el de la carta. Y si no hay ninguno que cumple tales requisitos, deben coger el que NO se encuentra representado en la carta, ni en forma ni en color. Fue esta condición la que me fundió más de una neurona y me convenció de que debo ir pillando sitio en el asilo, máxime cuando la menor de nuestras jugadoras (de 4 años) nos dio a los demás una soberana paliza… definitivamente, el cableado cerebral de los niños es una maravilla 😛 Este me lo compro sí o sí.

Piraten Dukaten: Un juego curiosón de Haba, también bastante divertido. La gracia está en tener que decidir si con los puntos de tu tirada mueves el mono, tu pirata o ambos. Sin embargo el azar provoca que haya ocasiones en las que no tienes mucho margen de maniobra y sólo puedes perder. La partida ganó en risas cuando alguien dijo que parecía que el mono estaba tirando caca dorada encima de los piratas (Bester, ¡juro que no fui yo! XDD). Ya sabéis… a estas edades todo es mucho más divertido con caca. Bueno, y a todas las edades 😛

La verdad es que lo estábamos pasando tan bien que se nos pasaron cuatro horas en un suspiro, y cuando nos dimos cuenta eran casi las 9 de la noche. Devolvimos los juegos, nos despedimos de nuestros compañeros de mesa y acabamos la jornada haciendo una incursión en una de las tiendas, donde mi Princesa se pilló una bolsita azul y cuatro D6 de colores que ¡brillan en la oscuridad! Una chulada. Hale, ya tiene su primer equipo propio para jugar a sistemas D6 😛

Y ahí están, en un breve revival de Rosamía que hicimos el otro día.

En fin, mi Princesa salió entusiasmada, habiéndose divertido de lo lindo con nuevas compañeras de juego que acababa de conocer…  y con las que me da a mí que volverá a coincidir por aquí o por allá, fijo ^.^ Un éxito en toda regla, vamos.

Sábado por la mañana

A la mañana siguiente decidí dar rienda suelta al mitómano que llevo dentro y volví a llenar la mochila, pero esta vez con libros que quería que me firmaran. Y efectivamente, según entro por la puerta del polideportivo me sonrió el dios de los fanboys : por allí andaba el maestro Tiberio, saludándome tranquilamente sin sospechar que instantes después se vería forzado a firmarme el Trasgos y Mazmorras. Ehm… ahora que lo pienso, se me olvidó echar el Roma en la mochila T_T Anyway, ¡Maestro Kano, aún quedáis vos!

Mientras estábamos con la firma aproveché para saludar a a +Wed Carballo, a +Miguel Arnaiz, y a Antonio (que no tiene G+ 😉 ), recién llegados de Barcelona. Y… en ese momento advertí la cola tan impresionante que había para apuntarse a las partidas de rol, lo cual me hizo desistir. Decidí dejarme llevar por la marea humana hacia el Mercadillo Solidario, por donde saludé al maese Álvaro Isorna y a su reina, los cuales me enviaron recuerdos para Bester Brainstormer *guiño guiño*.

Seguí paseando de tienda en tienda hacia ese pozo gravitacional rolero que era el fondo del pabellón. Pude vagabundear por la Holozona y saludar a +Pedro Gil, +Cristo, +Mae, Eva Vidal… y mira por dónde, también estaba Joan Tretze. Qué casualidad, en la mochila había caído El Sistema D13. ¡A por la firma!. Y debe ser que le pillé aún bastante descansado, porque encima tuve el privilegio de poder charlar un ratillo con él. Incluso pude aprovechar para enviarle recuerdos a través suya al maestro Athal Bert, que espero que haya recibido.

Qué pasada de dedicatoria, hecha en dos minutos. ¡Muchas gracias, maestro! Nota mental: Escribirle mi nick a los futuros firmantes antes de la dedicatoria.

Luego me tropecé a los Coslada d100, y mientras intercambiábamos chascarrillos nos sorprendió el anuncio de que Holocubierta publicará Numenéra. Y en el corrillo subsiguiente pude saludar de nuevo al maestre Jan Cantor, a Roberto Alhambra, Wed, Miguel Arnaiz, Jose Manuel Real y su dama

No pude evitar la tentación de pasear entre las mesas, supervisadas en todo momento por “nuestros” Jacobo Peña y Meroka,  y ver lo que se estaba cociendo. Por allí vi a Carlos de la Cruz y a Silvia Vicente (de SD6), en la espectacular partida de Dungeon Crawl Classics de Josemasaga, a Bester Brainstormer arbitrando una letal partida de D&D 5ª a un grupo de valientes, entre los que estaba el maestre +Alfonso Gutiérrez, a +Carlos Plaza llevando a cabo un Campeones de Verne, a +Panda con su flamante First Contact: Xcorps, a +Rodrigo García Carmona y a +Eva Yáñez arbitrando sendas partidas de Ablaneda y la Puerta de Ishtar… y esas eran solamente las mesas con gente que conocía, porque el pabellón estaba lleno de muchas más mesas de rol, y todas repletas.

Vamos, que no había posibilidad de acoplarse en el último momento a una con pocos jugadores. Pues nada, me limité a saludar brevemente a los conocidos para no interrumpir el desarrollo de las partidas y seguí de nuevo hacia la zona de tiendas. Por allí me topé con el mismísimo Velasco, como siempre de riguroso incógnito, al que acompañé brevemente.

Sin embargo, cuando paseaba tan tranquilo por la zona de juegos de mesa, me abordó el maestro Verion Alendar y me profetizó que iba a ser derrotado sin contemplaciones en una partida de Espada Negra: el juego de mesa. Y vaya si acertó. Fui masacrado sin piedad, básicamente por mi incapacidad de tomar decisiones que tuvieran un mínimo sentido táctico. Pero aun así, a riesgo de sonar masoquista, el juego me gustó :-P. Se trata de hacerse con las cartas que van saliendo al centro de la mesa. Las cartas pueden dar oro, ataques o puntos de victoria, y para hacerse con ellas los oponentes pueden pujar por ellas (con el oro que se tiene, que se regenera cada turno con las cartas de oro que hayas conseguido) o atacarlas con más fuerza que el adversario. Luego se puede complicar con cartas de condiciones, que le dan una vuelta de tuerca al desarrollo partidas. En definitiva, un juego de lo más entretenido, que ocupa muy poco espacio y que vale 8 €. Decididamente, entra en mi lista de futuribles.

Y en esas estaba yo, recomponiendo mi maltrecho ego y pensando en juegos que ocupan poco sitio, cuando vi lo que parecía un wargame con formaciones en fichas de papel, ilustradas de forma muy llamativa. ¡Anda! ¿Un Warhammer que se guarda en un tarjetero? Eso tenía que verlo más de cerca. Y así me enteré de la existencia de ONUS!, un wargame que está ahora mismo en Verkami y que ha superado el objetivo. Por cierto, aún quedan varios días para apuntarse antes de que acabe… y todavía me lo estoy pensando.

Entre unas cosas y otras llegó la hora de la comida y empezó el movimiento hacia la famosa Colina del Trolleo. Este año ya ha empezado a quedarse pequeña. Para que os hagáis una idea, éste es el listado de la gente que que conozco que estuvo allí:

Bester, José Manuel Real y YolandaJuan Carlos Morelló (el creador de Grecia: el Juego de Rol) Wed, Miguel Arnaiz, Antonio, Tiberio, +Jorge González (que hizo un alto en su trabajo para poder pasarse), Jan Cantor, Carlos Plaza, Carlos de la Cruz, la familia de Oscar Iglesias y Raquel, el mítico +Cifuentes (¡por fin nos conocemos!) y Silvia, Josemasaga, Kharma Nexus, el inconmensurable Cronista, , +Rubén Navarro, Ramón Domingo (Urox), Roberto Alhambra, Rodrigo García Carmona y Eva Yáñez, Meroka y Justo Molina (del vlog Complejo de Máster).

Y esta es la gente que conozco, pero también había por allí unos cuantos más de los que no supe su nombre, con lo que superamos las 25 personas de largo. Al principio fue posible hacer un solo círculo y más o menos enterarse de las conversaciones y de los clásicos trolleos de punta a punta de la Colina (“Has jugado a D&D, pero ¿y a rol?“) pero al final, con tanta gente, fue inevitable que se formaran círculos más pequeños. Lo cual le quita algo de gracia al “evento”, pero, como digo, supongo que es inevitable con semejante cantidad de personas.

Eso sí, los roleros que venían de fuera nos dejaron en muy mal lugar a los autóctonos. Por allí rularon riquísimos embutidos catalanes y gallegos y una tarta casera valenciana … pero los de Madrid sólo pudimos rular patatas fritas y agua embotellada. ¡Esto no puede seguir así en la siguiente!

Sábado por la tarde

Levantamos el campamento con tiempo, suponíamos, para que el que quisiera se pudiera apuntar a las partidas de la tarde. Pero cuál no sería nuestra sorpresa cuando nos encontramos con que había para ello una cola inmensa de gente, que casi atravesaba el pabellón de punta a punta. Mientras el desánimo cundía entre los que acabábamos de llegar, pude divisar en la fila al Maestro Terrax y su dama Heriss y fue entonces cuando se produjo un encuentro mítico (o mythiko 😛 ), al poder presentarle a Terrax al maestro Juan Carlos Morelló. ¡Por primera vez, juntos, el responsable y el creador de los dos juegos sobre griegos (o similares) aún activos en castellano! Lástima no haber sacado una foto…

Entre tanto, alguien consiguió liar a Crom para que arbitrara una partida de Satarichi en la clandestinidad, fuera de carta y del caluroso pabellón. Después de que me abduciera Rodrigo García viví uno de los momentos más emocionantes que he tenido en las LES: poder saludar en vivo y en directo al mismísimo Crom. Y no lo digo sólo por “fanboyismo”, que también, sino porque el Poderoso Crom y yo llevamos charlando virtualmente desde 2009 . Han tenido que pasar ¡5 años! para desvirtualizarnos y que me viera la cara, así que entenderéis que me haya conmovido especialmente el encuentro. ¡Otro abrazote desde aquí, maestro! Y que no pasen otros 5 años para charlar 😉

Pero bueno, sea como fuere, lo que vino a continuación fue esa mítica partidaca de Satarichi (que el maese Ezkardan llegó a grabar en vídeo en gran parte), con Crom a los mandos y la friolera de ¡10! jugadores, entre ellos conocidos de la rolesfera como Rodrigo García, Eva Yáñez, Tiberio, Wed, Miguel Arnaiz, Roger Fossil (del vlog Pifia en Cordura), y su dama, Jose Manuel Real, Yolanda … y un servidor.

Y pese a todo lo que ya se ha comentado sobre la partida, aún hay cosas que decir sobre ella. Empezando por algunas frases míticas de Crom que jamás olvidaré “¿Estás tratando de hacerte un personaje optimizado? Fuera de mi mesa” o “¿Buscáis que tenga sentido? El sentido común está ahí dentro haciendo cola“.

Callejeros Roleros Satarichi

Y siguiendo con su forma de abrazar y celebrar la disfuncionalidad de Satarichi, que me hacen sospechar que Tiberio tenía razón, al igual que aquellos que dicen que no hay juego malo, sino másters malos.

Por mi parte pude vivir la experiencia Satarichi a fondo haciéndome un Satarichi Bardo. Me subí la magia a tope, pero resultó que el bardo sólo tenía poderes de ver muy bien y escuchar aún mejor. Mucho después caería en que los Satarichis tenían rayos mágicos… pero hasta entonces mi única aportación al grupo fue vigilar (eso sí, con visión perfecta) y fenecer dos veces. Por lo menos pude experimentar la emoción de tirar en la Tabla de Muerte y la Tabla de Pifias. Que al final es a lo que veníamos 😛

Por cierto, mención especial al secretario de Crom. Efectivamente, se trajo un amigo que se puso a llevar control de los PJs, los PNJs, las iniciativas y los resultados del combate en las multitudinarias batallas que tuvimos. Y ahí, tableta en mano, estuvo dispuesto incluso a llevar la cuenta de un combate contra 22 reptilianos. ¡Muchísimas gracias desde aquí, caballero!

En fin, entre unas cosas y otras el resultado fue un auténtico descojorcio. Sigo sin querer comprarme el juego, pero desde luego quiero comprarme un Crom que me lo dirija en eventos 😛

Tras la partidaca tuve la ocasión de volver al pabellón, charlar un poco más con Eva Vidal y reecontrarme otro año con los inigualables +Miguel Angel Villén y a +Inma Rico, recién llegados de Córdoba.

Pero a esa hora el calor del pabellón ya estaba alcanzando cotas asfixiantes, así que salí para añadirme a un círculo de G+ de lo más interesante que se había formado en la cancha sobre Vampiro y sus ediciones. La conversación derivó hacia la literatura fantástica, a su definición y al mundillo que la rodea.

Incluso pudimos hacer merendola mientras charlábamos (Fotaca del maestre Jan Cantor)

También apareció por allí Meine Kleine, el creador de DELI, que también recordaba la primera edición de Rol Indigente que él nos proporcionó, jejeje. Gracias a él la conversación giró hacia la próxima publicación del RQ6 y sus novedades.

Peeero… todo lo bueno llega a su fin. En cuanto la oscuridad se apoderó de los cielos di una última ronda para despedirme de la peña. Hice una breve parada en el Mercadillo, para ajustar cuentas (lo vendí todo, menos el Exalted 2nd) y sucumbir a la tentación de llevarme un par de cosas que aún no tenía.

Esto es lo que se vino para casa, además de dos Superhumores de Mortadelo. Nótese la mirada chulesca de ese Exalted 2nd…

Y cuando estaba ya enfilando la salida, voy y me tropiezo con el mismísimo +Rafa Falopowel, que me invitó a las próximas TdN con el sugerente argumento de “los frikis cada vez son más Padres y Maridos, así que lo tenemos todo preparado para que te vengas con tu familia y disfrutéis todos“. Por lo visto su Reina, +Carolina Martín, se encarga de la zona infantil de las jornadas (¡gracias por la corrección, maese! ^.^) es la “jefa” de las TDN, y están haciendo últimamente mucho hincapié en las actividades para niños, con lo que aproveché para pedirle una pequeña entrada sobre juegos de mesa infantiles recomendados. Y él me ofreció la posibilidad de un telefonazo “doblegador de voluntades +15” de Carolina a mi Reina, para convencerla para ir a la siguiente edición de las TdN. Seguro que tiene éxito si lo combino con este vídeo de Morwen Productions que mi Reina va a empezar a verse ahora mismo (¡Hola, cariño! :-P)

Finalmente salimos prácticamente todo el círculo de G+ a la calle… y se notaba que teníamos ganas de más, porque tardamos más de veinte minutos en despedirnos. Y la verdad es que se me hizo durillo despedirme de todos hasta el año que viene. Que sí, que nos mantenemos en contacto por G+, pero no es lo mismo…

Conclusión

Qué abrazables sois todos en persona, gente. Después de hablar con vosotros en vivo y en directo, Google Plus se me antoja una pobre metadona. Vamos, que entiendo el mono que Crom tenía tras el evento de Vampiro y que le hizo bajarse a Madrid dos veces el mismo mes.

Aun así me faltó desvirtualizar a mogollón de gente que luego he sabido que han estado por allí, como +Carlos Hidalgo, Tatiana de Castro, Archimago, El Espíritu de las Navidades Pasadas o +Enrique Esturillo, por poner algunos ejemplos que recuerdo quince días después. A ver si cae la breva y puedo conocerles en la próxima edición.

Y hablando de echar de menos, también me faltaron los Conbarba. Fran Castillo, hay un FAE que espera tu firma ^.^

En fin, sólo me queda agradecer de nuevo a TODOS los Camisetas Naranjas el esfuerzo que realizan cada año, poniéndole ganas, sonrisas y mucha dedicación a que todos nos sintamos lo más cómodos posibles dentro de las circunstancias. ¡Muchísimas gracias! Y… desde luego que nos veremos en 2015 😉

Más comentarios a esta entrada en Google Plus

8 COMENTARIOS

  1. Grandiosa crónica. Lamenté mucho perderme la partida de Satarichi ;), pero es que tenía mis compromisos con los amigos de la USS Heracles. Otro año será :D.

    En cuanto a las Tierras de Nadie… coño, me has picado la curiosidad, la verdad. Nada me gustaría más que llevarme a la familia al completo a jugar para allá. A ver qué nos puedes ampliar del tema :).

    • ¡Gracias, maestre! Bueno, bastante ya faltaste a tus compromisos viniéndote a la colina del trolleo ^.^ Y no te preocupes, que fijo que Crom vuelve el año que viene y monta otra partidaca satarichiana 😛

      Sobre las TdN, tenemos también información en las SGRIs, ya que los maestres Oscar Iglesias y Raquel Cano han bajado varios años a éstas y a la Zona Lúdica que se celebra en el mismo sitio en mayo. Habrá que valorarlo…

    • Jejeje, muchas gracias, maestro. Lo del chopeo fue fácil: tenía que seguir el estilo del que hice para la crónica del año pasado ^.^

  2. Un placer haber podido saludarle señor. Lo único, que le tengo que corregir una cosa sobre mi señora, y es que no es la encargada del área infantil, sino la coordinadora del evento (la “jefa” de Tierra de Nadie desde 2003, vamos). La entrada sobre juegos infantiles está prometida, y la llamada se realizará cuando lo necesite (sílbame, y yo voy).

    • ¡El placer fue completamente mío, maestro! Lástima no haber coincidido más tiempo para charlar un poco más. Y… ouch, corro a enmendarlo en el texto. Mira que haber degradado a la mismísima jefa… a ver si no me lo tiene muy en cuenta ^.^

      ¡Un abrazo y gracias a los dos! 😉

  3. Un verdadero honor conocerle en persona.

    Fueron para mi una jornadas raras a nivel de rol (catarticamente ludistas) que tuve la suerte de poder extender otros tres días mas gracias a +F. Andrés Domene Cáliz. Pero, a pesar de mi torpeza, muy satisfactorias en lo social. Permitiéndome conocer en persona a gente que no me avergüenza reconocer que admiro.

    • Jejejeje, gracias, maese Cifu, también fue un honor para mí. Y coincido contigo, es una sensación rara esta de ir a unas jornadas de juegos con poco ánimo de jugar, sino más bien para saludar a los conocidos y conocer a gente que lees y admiras. Nos vemos en las siguientes, ¿no? 😉

Deja un comentario