Experimentando la nueva VR

0

Como comentaba hace un par de entradas, recientemente he cambiado de departamento. Mis compañeros de estos últimos 9 años tuvieron el detallazo de hacerme algunos regalos, y lo cierto es que atinaron con todos. Claro, casi una década con la misma gente, al final te calan sí o sí. 😛

vrflipingEl regalo que más sensación causó fueron unas gafas de Realidad Virtual. Bueno, más que gafas, se trata de una carcasa donde se introduce el móvil. Es uno de esos mathoms que nunca te pillarías por tu cuenta, pero que molar molan. Y no sólo por lo flipante que es experimentar la demo de la app Cardboard, que también, sino sobre todo por contemplar a los demás fliparlo cuando se ponen las gafas, jejeje.

Pero bueno, antes de que el aparato pasase a ese rincón de la casa de las cosas medio olvidadas, quise trastear un poco más con él. En la propia app de Cardboard, aparte del tutorial, hay accesos directos al canal de Youtube de vídeos en 360 (hay alguna cosilla interesante, y cada día sacan alguna más), a StreetView (es genial ver las calles así) y a la sección de Google Play de apps de VR.

De éstas, como rolero tenía que probar dos en concreto: Wizard Academy y VR Fantasy. La primera es una especie de salón de tiro mágico con distintas casetas y la segunda es de mazmorreo puro, tipo Eye of the Beholder. Eso sí, ambas son las únicas que he probado en las que el usuario tiene libertad de movimiento.

pantalla fantasyvr
VR Fantasy Puede parecer poca cosa visto así, pero con las gafas resulta de lo más inmersivo.

Lo curioso está en que ambas conceden esa libertad de manera muy distinta. Mientras la de mazmorreo tiene movimiento continuo hacia donde se mire, con opción de pararse apretando un botón al que hay que mirar (bastante incómodo), la de la academia de magia opta por que el usuario se mueva de verdad (andando en el sitio, por ejemplo) para avanzar. Una solución mucho más natural y divertida que la otra, por cierto.

¿Cómo es que VR Fantasy no ha adoptado esa forma de moverse? Pues porque todavía no hay estándares en esta tecnología. Los desarrolladores están ahora mismo investigando y experimentando sus propias ideas para el movimiento y la interacción con el usuario, sin haberse puesto de acuerdo aún sobre lo que funciona y lo que resulta más intuitivo. Estamos en la fase de los pioneros. ¿No es fascinante?

En fin, aún queda mucho camino hasta que veamos unos equipos de Realidad Virtual como los de Ready Player One, con trajes hápticos y toda la pesca. De hecho no hace mucho se lanzó este Kickstarter para crear unos trajes parecidos, pero se canceló por falta de financiación. Quizá es aún demasiado pronto.

Entre tanto, bueno, de momento no puedo negar que se trata de un juguete muy divertido que rescataré de cuando en cuando, para ver qué tal va la tecnología. Y creo que me lo voy a pasar en grande estas Navidades grabando a la familia poniéndoselo y manoteando en el aire, luchando contra amenazas virtuales que sólo ellos pueden ver. ????

Deja un comentario