Dados (2)

15

En uno de esos arrebatos míos que me dan de vez en cuando decidí hacerme con una bolsa adecuada para mis dados. Y ya puestos, completar mi colección con dados raros o extravagantes.

Por supuesto para calmar este arrebato acudí a mi tienda de referencia en el extranjero: Noble Knight Games. Y he aquí lo que pedí.

El mítico D30 que me ha dado acceso a la Muy Noble y Carismática Orden del D30 de la que hablábamos anteriormente. De Crystal Caste.

Un D100. Lo que viene a venir siendo una bola con algunos rebajes en los números, lo que no le impide seguir rodando como una bola normal y corriente hasta que se encuentre con algún obstáculo. Curiosamente en el etiquetado de Noble Knight pone que procede de Chessex, pero estoy viendo que pone clarísimamente Gamescience… no es el único error de etiquetado que he tenido de Noble Knight, como veremos más adelante.

Dos sets de dados Jumbo de Koplow, con un d20 normal al lado para haceros una idea del tamaño. Juraría que vi alguno en la Marca del Este, pero no encuentro exactamente el artículo. El caso es que me pareció una buena idea tener un par de estos sets para iniciar a niños.

En el centro el d20 normal, y alrededor el d100, los d20 jumbo y el d30. No me esperaba que el d30 fuera tan grande.

También escogí un set de dados Full Poly Set Glow-In-The-Dark de Gamescience (Lou Zocchi). Me hace gracia que ponga “Precision Edge High Impact” porque hay algunos bordes que tienen peor acabado que otros dados más normales… Y me hace muchísima más gracia porque el propio Lou Zocchi acusa de tener este mismo fallo a los dados de la competencia:

(Editado 29/01/2015: 5 años y pico después de la entrada veo que no entendí ni jota del vídeo ^.^ . En realidad Lou Zocchi estaba justificando esa cicatriz tan fea que todos sus dados tienen en uno de los bordes, presentándola como la garantía fehaciente de que son dados absolutamente aleatorios, frente al proceso industrial de fabricación de sus competidores)

Pero bueno, no son ésas las razones por la que compré este set.

La primera razón es que contiene un montón de dados inusuales. De izquierda a derecha y de arriba abajo: d3, d4, d5, d6, d8, d10, d10 con decenas, d12, d14, d16, d20 y d24. Como podéis ver el d3 tiene los números en los bordes y sirve también para jugar a “Paper-Rock-Scissor” (faltaban Lizard y Spock, pero creo que eso sería mejor para el d5, jajajja) Además el set trae un papelito con usos y tablas para esos dados “no habituales”

Y la segunda razón es la siguiente:

Efectivamente, como los más avispados ya habréis supuesto con lo del “Glow-in-the-Dark” 🙂 , ¡brillan en la oscuridad! ¿Puede haber algo más inquietante en una partida de Cthulhu que el que se apaguen las luces de la habitación y se vean un par de dados fosforescentes rodar por la mesa? (Bueno, seguramente los efectos de sonido de Fatelux 😉 ) Además, ese fulgor es suficientemente intenso como para que también se note en una habitación bastante iluminada, lo que les da un aspecto de ser radiactivos…

El único”pero” es que el efecto se desvanece en medio minuto o así, y que es más intenso si les da la luz directa del sol, lo cual es un inconveniente si vas a jugar en un sótano. Pero aun así es lo suficientemente flipante como para que me haya pasado media hora con mi Princesa yendo a la ventana a “recargar” los dados y volviendo para contemplar el efecto. Una chulada.

Seis D10 dobles, un dado dentro del otro. Genial para calcular porcentajes o… lo que se os ocurra, pero sobre todo geniales para quedarse con la peña, jajajja. Son también bastante tochos:

Y por si acaso me quedaba sin dados (ñej ñej ñej) pedí también un Pound-o-Dice de Chessex, como los que han reseñado la Marca del Este.

La verdad es que me esperaba la bolsa un poco más grande, todo hay que decirlo. Igual es que tengo la mano más grande que Steinkel, jajajja. Si os fijáis en ese sobre amarillo que hay dentro, contiene un set de dados completo del mismo tipo. A mí me tocó un set un poco feo como veréis a continuación.

Ahí están apiñados todos los dados que venían en la bolsa. Los del sobre amarillo son los siete de la derecha. Al ordenarlos podemos apreciar mejor el número y calidad de los dados:

Recuento final: 3d4, 10d6 con número, 7d6 en miniatura (supongo que serán para marcadores, o algo así), 13d6 con puntitos, 6d8, 24d10, 9d12 y 24d20. 96 dados en total… no está nada mal. Eso sí, los hay feos de narices, como esos seis d20 de color marrón, y otros que dudo que llegue a usar.

Y por último, la principal razón por la que me lié la manta a la cabeza: mi nueva bolsa de dados.

Es una Terra Fantastica Large Adventure Bag de VixenTor Games. Originalmente les pedí a los de Noble Knight una Druid’s Maze y me mandaron ésta, así que avisé a Aaron que tenían el etiquetado mal. La verdad es que me ha venido muy bien la equivocación, porque el dibujo es mucho más inspirador que el de la Druid’s.

El principal motivo por el que me decidí por esta bolsa es que también funciona como sitio donde lanzar los dados sin que rueden demasiado por el resto de la mesa. Lo cual, con el D100, va a ser más que necesario, jajaja.

Pero el otro motivo es que se supone que era una bolsa grande… ¿podrá albergar a todos mis nuevos dados, salvando los Jumbo?

Pues no… no se cierra. Pero es normal, ya que según la página web esta bolsa es capaz de contener un máximo de 75 dados de tamaño normal. Y teniendo en cuenta los tamaños de algunos que habéis visto, pues como que era bastante imposible.

En fin… que al final tendré que dejar a bastantes fuera de la bolsa. Pero bueno, 75 dados son muchos dados para llevar a cualquier sitio.

Y eso es todo. Ahora habrá que pensar en darles uso…

15 COMENTARIOS

  1. Gua, me ha molado tu entrada, vaya puñado de dados. y la bolsa se sale, muy guapa. Ahora bien, esos dados no pueden ir al cementerio de los dados, donde van los dados a morir cuando nadie les hace rodar. Así vete montando una campaña de lo que sea ya rolear….Let´s rolling…the dices of course.

    Un abrazo, amigo!!!!

  2. Gracias, Fatelux!! En esas estamos, a ver si podemos darles uso estas vacaciones… ya estoy mirando alguna aventurilla que llevarme para el D&D Básico o para el Star Wars… a ver qué pasa!

    Un abrazo, compañero!!

  3. Fantástica colección, Sr. E. He de reconocer que esa bolsa ha despertado la más vil y malsana envidia posible. 🙂

    ¿Pero para cuando los dados que floten en la piscina en una vertical perfecta?

    Un saludete!

  4. Pableras: Gracias, eso espero, que sean estupendas y no se limiten a acumular polvo 😛

    Robotto: Pues nada, la bolsa ya ha cumplido uno de sus objetivos con creces, jejeje. Veremos si en “combate” resulta tan útil y tan versátil, ya os contaré.

    Y lo de la idea de los dados piscineros no es tan descabellada como pueda parecer. Fijo que alguien hace un prototipo y se forran en ThinkGeek…

    Gracias a los dos y un saludete!!

  5. ¡Hola, Unanada! Pues eso, viniendo de alguien que posee tal cantidad y calidad de dados, (sielosss… quién tuviera todos esos!!) es todo un halago, jejeje.

    Gracias por pasarte y ¡un saludete!

  6. Hombreee!! Por fin te has liado la manta a la cabeza y te has metido en un blog, Pableras! Enhorabuena y bienvenido a la Rolesfera 😉

    Pues no, no han acumulado demasiado polvo, aunque no los he usado de la forma óptima… sino jugando con mi Princesa a formar torres de dados y murallas. Estaba particularmente fascinada por el d100, pero claro, con esa forma de pelotita quién no, jajaja.

    • Totalmente, maese Tzimize ^.^De hecho me encantaría echarle el guante a “La noche de los magos”, de Devir, que dicen que las piezas y el tablero se iluminan a oscuras. Menudo efecto debe hacer…

Deja un comentario