Mis reseñas en Comunidad Umbría

7

Últimamente he vuelto a meterme en Comunidad Umbría. Hace dos años la descubrí gracias precisamente a la revista de Nosolorol (que por cierto, ahora se ha convertido en blog), y me gustó tanto que no sólo doné unos pocos euros sino que incluso me animé a dirigir una partida de Camera Café.

Sí, una partida de la serie de televisión. La idea era iniciar a cuatro no roleros en esto del rol por web y como en aquel momento todo el mundo conocía la serie, les pedí que escogieran cada uno a un personaje y lo interpretaran. Ni tuvieron que rellenar ficha ni nada, se basaron en lo que todo el mundo conoce de la serie. Por ejemplo, que Mónica es pija, con pasta y un poquito tonta. Y con eso bastó para comenzar una partida muy intensa narrativamente hablando.

Los cuatro PJs. Qué pedazo de interpretaciones, señores. Y sí, había dos jugadorAs…

Mi intención era presentarles un problema menor para que fueran metiéndose en el papel (el rumor de que iban a despedir gente), para luego introducirles en el verdadero meollo: un apocalipsis zombie utilizando la aventura “Un mal día en la oficina” de Zombie AFMBE. Y ese fue mi mayor error. Disfrutaron y se volcaron tanto con el problema menor que cuando se tropezaron con la primera dificultad real (salir de un ascensor parado) los jugadores se aburrieron y abandonaron la partida. A los dos meses la partida se borró, y no tuve la precaución de guardarla. Y claro, cuando uno pierde tal cantidad de trabajo tiende a cabrearse, aunque sabe que la culpa es exclusivamente de uno mismo.

Con lo que me hubiera gustado sacar esta foto que me curré de la Cañi convertida en zombie…


El caso es que estoy acariciando la idea de volver a dirigir una partida de rol por web, pero esta vez basándome en la idea de las West Marches de Ben Robbins. Así que me he vuelto a asomar por allí y he estado explorando de nuevo la Comunidad. Uno de los apartados es el de reseñas de reglamentos de rol, y aunque sé que tal vez ese apartado nunca desaparezca, he preferido traerme aquí los comentarios que hice en su momento por si acaso. Al fin y al cabo también he gastado tiempo en realizarlos.

Aquí las dejo:

Aquelarre

Un sistema muy fácil de explicar a los neófitos en el rol, al que se le añade un trasfondo histórico inmediatamente reconocible para cualquier español y mezclado con las fábulas que todos conocemos… Para mí el juego de rol español por excelencia.

Como seguidor del juego desde la primera edición de Joc, solamente le puedo poner dos peros:
– Que en las últimas ediciones el aspecto de las ilustraciones y de la maquetación no sean tan evocadoras como en la primera edición
– Que lo nuevo consista en meter bestiarios inmensos de las cortes celestial y demoníaca… ¿de verdad son necesarios en un libro básico? Yo echo de menos más ambientación y más trasfondo histórico.

En cualquier caso, creo que merece ser el juego español más longevo.

Puntuación otorgada:


Castillo de Falkenstein

Uno de los grandes incomprendidos por la afición. El libro tiene dos partes, una de relato y otra de reglas, con lo que se engancha al novato inmediatamente con la ambientación antes de presentarle el juego en sí.

La ambientación es Steampunk con magia, presentándonos un mundo tipo Victoriano donde tanto héroes como villanos se atienen al rigido código de honor caballeresco mientras se baten a muerte sobre zeppelines de guerra.

Por otra parte, el reglamento es una maravilla que consigue combinar el azar con la gestión de recursos: sacas cuatro cartas, y decides cuál jugar en cada momento. Esto hace que sean posibles las típicas peleas de película donde al héroe le dan la del pulpo al principio de la pelea, pero de pronto se recupera y consigue derrotar al malvado de un solo golpe final.

Sí, que ahora esto puede hacerse con cosas como puntos de Héroe y otras mandangas… si lo pensáis bien, estas mecánicas son externas al sistema habitual de juego. En Castillo Falkenstein no hacen falta estos apaños. ¡Y estamos hablando de un juego de 1995, señores!

Lo dicho, una joyita que mereció mejor suerte de la que tuvo.

Puntuación otorgada:


Cyberpunk

Con uno de los sistemas más sencillos e intuitivos que existen (característica + habilidad + d10 contra dificultad) y una de las ambientaciones más seductoras, es uno de mis juegos favoritos. Además, ¿de cuántos juegos de rol se puede decir que predicen el futuro? Éste es uno de ellos… Algunos de los viejos del lugar recordarán que la moneda europea iba a llamarse ECU y luego, milagrosamente, se llamó Euro. Pues bien, tres o cuatro años antes salió este juego donde la moneda de cambio es el eurodólar.

Por supuesto también adolece de algunos puntos oscuros. Las reglas de netrunning (o hackeo) son casi un juego aparte, con lo que llevar a un netrunner en el grupo normalmente supone parones en la partida donde el resto del grupo se limita a mirar.
Las reglas sobre blindaje invitan al munchkineo porque se puede ser absolutamente invulnerable a las balas poniendose dos chalecos uno encima de otro.

Por otra parte, el material adicional era muy bueno. No he visto mejor libro para el director de juego que el de Cyberpunk, y el suplemento Soldado de Fortuna, redactado como una revista real de cibermercenarios, era una auténtica gozada.

Puntuación otorgada:


Far West

Lo acabo de hojear y francamente, no estaba nada mal. Utiliza un sistema de porcentajes con sólo tres características: Fuerza, Destreza y Constitución. Como veis, nada de características mentales…

Las habilidades las consigues según el tipo de personaje que eras, y luego tienes 1d4 habilidades a elegir para personalizar más tu personaje.

El combate es muy sencillo, al estilo Runequest o La llamada de Cthulhu, y tiene un mecanismo para los duelos basado en escoger una velocidad. Cuanto más rápida, más malus se aplica a tu habilidad, de tal modo que tienes que decidir si desenfundar primero a riesgo de fallar o desenfundar después a riesgo de que te alcance el rival.

El juego incluso tiene incluso reglas para batallas a gran escala en el mismo manual, algo que creo que no he vuelto a ver en un JDR español.

Por supuesto, tiene un montón de páginas sobre ambientación. Y es interesante que también puedas jugar partidas como indio, los cuales tienen incluso un minisistema de magia chamánica.

Definitivamente, un muy buen trabajo de M+D. Lo único que tiene que gustarte el Western.

Puntuación otorgada:

(Como nota curiosa, la imagen es la de la portada de la segunda edición. La primera, de la que soy orgulloso poseedor, tenía una portada mucho más cutre donde unos indios en primer plano vociferaban señalando una caravana al fondo)

Feng Shui

Otro de mis juegos preferidos para introducir a alguien en el rol. Coger un arquetipo de los que te presentan, hacerle un par de modificaciones y ¡listo! A jugar.

El sistema parte de la premisa de que los personajes ya son la caña, por lo que no hay que esperar a ser de nivel 15 para poder hacer el Legolas, por ejemplo. Es más, el sistema INVITA a hacer el Legolas ( o el Vin Diesel, o el Jackie Chan, etc), recomendando al Director de Juego que premie a los jugadores que describan acciones espectaculares en lugar de decir el típico “ataco al malo”.

Por otra parte, la sección del Director de Juego está llena de buenos consejos transplantables a cualquier otro juego de rol para hacer las partidas más divertidas.

Desde luego, una joyita.

Puntuación otorgada:


Heroquest

Un juego de rol creado por Greg Stafford y Robin D. Laws. ¿Qué puede salir de estas dos grandes mentes del rol? Pues el juego definitivo. Sin dudarlo.

En Heroquest tu personaje no tiene una lista de habilidades establecida, sino unas pocas descripciones acompañadas de un número. Si eres un legionario romano 12 significa que tu personaje tiene a nivel 12 todas las habilidades que se presuponen en un legionario: conocimiento de tácticas romanas, resistir largas marchas cargado con toda tu impedimenta, construir un campamento al final de la jornada, luchar con el pilum, el gladius y el escutum, etc etc. Por supuesto puedes aumentar alguna habilidad concreta, pero con una sola frase y un solo número tienes prácticamente definido a un personaje.

Por otro lado, la mecánica para resolver conflictos es tan sencilla y a la vez tan genérica que permite usarla no sólo para el combate sino para cualquier enfrentamiento que se pueda imaginar uno: persecuciones, salvarse de una catarata, saltar por encima de árboles, convencer al alcalde de que envíe a sus tropas contigo, ganar un debate para la presidencia del gobierno…

Por supuesto la mayor parte del libro lo constituye la ambientación gloranthana. Si no eres un fan de Glorantha no te preocupes, las aventuras de iniciación te engancharán al ambiente entre mítico y realista-mágico del mundo creado por Stafford.

Lo dicho, para mí el juego definitivo.

Puntuación otorgada:


Kult

Yo lo leí con veintipocos y me pasé dos semanas totalmente flasheado por la cosmogonía que presentaba. Vale, que no estaba familiarizado con la obra de Clive Barker y otros, pero aun así el trasfondo te hace reflexionar. Y mucho.
Puntuación otorgada:


Príncipe Valiente

Un juego adelantado a su tiempo, y que los que lo vimos aparecer lo calificamos injustamente como “infantil”. Su sistema, sencillo e increíblemente flexible, es posiblemente el germen del sistema narrativo de White Wolf, aunque ellos no lo reconocerán jamás.

Encima vienen veinte aventuras cortas para ponerse a jugar inmediatamente. ¿Quién da más?

Puntuación otorgada:


Runequest

Yo debo mis gustos roleros a este juegazo. Su sistema, intuitivo y realista con personajes no encorsetados en “clases” artificiales, fue toda una revelación para mí.

Respecto a la ambientación, en su tiempo me decidí por los excelentes suplementos sobre los vikingos y el Japón medieval. Pedazo de partidas pseudohistóricas que nos marcamos…

En definitiva, mi juego de rol de cabecera.

Puntuación otorgada:


Warhammer RPG

Pienso que era un juego bastante bueno. Se notaba que querían hacerlo compatible con el juego de miniaturas, y les quedó un juego sencillo, con una mecánica curiosa (lo de las carreras, sobre todo).

Y precisamente lo que más me gustó fue la ambientación, fuertemente basada en la Baja Edad media Centroeuropea. Las ilustraciones, los mapas de los edificios, las mismas profesiones, los nombres… Eso le daba un sabor muy especial, sobre todo si lo unes a la fantabulosa campaña de El Enemigo Interior: los ríos navegables abarrotados de comercio fluvial, castillos habitados por nobles mutantes corruptos por el caos, ciudades abigarradas y barrocas donde nunca estás seguro de quién es el enemigo…

Decididamente recomendable, aunque sólo sea por la ambientación.

Puntuación otorgada:


Zombie AFMBE

Creo que a este juego le pasa un poco como a las películas de Zombies. Al espectador ocasional no le parece más que una película o partida clásica de terror centrada en los muertos vivientes.

Pero el aficionado al género sabe ver un poquito más allá y se centra en la psicología de los supervivientes y en cómo se vienen abajo las frágiles bases que sustentan la sociedad. El peor enemigo no es el zombie, es el otro superviviente que te matará sin dudarlo si tienes algo que él necesita. De hecho, las mejores películas, libros y comics de Zombies son los que precisamente abordan estos aspectos.

Y en esto se deberían centrar las partidas de Zombie. Ahí está el ejemplo que dice Rulkavian: ¿no es un reto reconstruir la sociedad en un mundo donde los muertos caminan?

Puntuación otorgada:

7 COMENTARIOS

  1. Runequest es tu juego de rol de cabecera, consideras Aquelarre el mejor juego de rol español, Heroquest es la obra de dos genios…

    Una de dos, o eres mi hermano gemelo perdido… o los frikis de treintaytantos con hijos somos todos muy parecidos ;)))).

    Por cierto, si buscas otro juego de rol español (aparte de Far West) con reglas para batallas a gran escala perfectamente integradas en el manual, sólo tengo una palabra: “Sagittarius”. Busca, busca…

    En cuanto a jugar a rol por correo no me importaría apuntarme, pero sé que no tendré tiempo para hacerlo… bastante tengo con escribir en el blog de cuando en cuando :D.

    Ah, si vas a hacer una campaña con un pequeño pueblo perdido en una frontera llena de peligros, igual te interesa echar un vistazo a un juego de ordenador que va a salir en Agosto. Se llama Hinterlands (http://www.tiltedmill.com/hinterland/). No, no me llevo comisión ;).

    Saludetes,
    Carlos

  2. Digo yo que habría que sentarse un día a tomarse unas cañas y ver si somos o no hermanos gemelos perdidos, jajajaja. Por eso me encanta pasarme por tu blog, Carlos, porque más o menos pensamos de la misma forma a nivel rolero.

    Lo de Sagittarius… verás, después de la 4ª edición de D&D me estoy planteando muy mucho hacer compras de nuevos juegos de rol. Empiezo a estar un poco saturado de reglamentos. Con decirte que hasta me he decidido a no comprar “El Rastro de Cthulhu”… ¿Tú tienes Sagittarius? ¿Me lo recomiendas?

    En cuanto al rol por web, hombre, yo te diría que hay partidas con todo tipo de ritmos de posteo. La que yo dirigí, de Camera Café, tenía un ritmo de un mensaje cada dos o tres días, y si al final me lío la manta a la cabeza creo que seguiría con ese ritmo.

    Ah, y ¡gracias por el enlace! Los screenshots no son nada del otro jueves, pero el arte es muy bueno y las intenciones tienen buena pinta. A ver en qué queda.

    Y como siempre, un placer verte por aquí. Un abrazo!!

  3. ¡Puuf! “Aquelarre” y “Castillo de Falkenstein”. Grandes, muy grandes. 😉

    Respecto a “El Rastro de Cthulhu” yo mismo podría hacerte una pequeña reseña, pues lo adquirí hace unas semanas (como cthulhero cultista xD): Tiene ideas interesantes, pero el hecho de que utilice un sistema de reserva de puntos para habilidades (cosa que nunca me ha gustado), que siempre se encuentren las pistas con la excusa de que sólo así se evitan los “parones” en la investigación (ni que los jugadores fueran tontos… y si lo son, se les ayuda un poquito con una solución tipo “Deus Ex Machina”, sin que se note mucho… ¡Para algo el Guardián de los Arcanos es el Demiurgo del mundo en el que se mueven los PJs!, ¿no?) y que para mi gusto pierde en realismo acaban dejándolo como objeto de coleccionista. Que seguiré tirando de la sempiterna y bienamada “La Llamada de Cthulhu”. ¡Iäh, iäh! 😉

    Saludos.

  4. Jajajaja, gracias por la minireseña, señor Conde. Efectivamente, vuestra opinión coincide con lo que he leído por otros lares, así que me parece que dedicaré los 40 eurazos que cuesta a otros fines.

    ¡Gracias por la opinión!

  5. Buenas, soy Umbriano, y bueno, conozco tu partida, porque fue bastante sonada en su tiempo, y bueno, he visto tu blog, y venía a animarte a realizar otra partida, que nunca tienen porque salir bien las partidas, yo de hecho, he borrado como tres o cuatro porque no han salido bien. Ya sea por mi culpa o por culpa de algunos jugadores.

    Un saludo.

  6. Hola, Afar, muchísimas gracias por dejarte caer por aquí, y sobre todo por el comentario. No tenía ni idea que aquella partida fuera tan sonada en los ámbitos Umbrianos. Hala, a ver quién me soporta ahora, jajajaja.

    Pero tengo que decir que el mérito fue exclusivamente de los jugadores, que lograron que los personajes hablaran, se comportaran y se relacionaran entre sí tal cual lo hacen en la serie. Yo casi podía verles con sus gestos y todo mientras les leía. Y eso lo lograron sin tener experiencia previa en esto del roleo.

    Sí que tengo previsto volver a la Comunidad Umbría, pero en estos momentos me estoy planteando entrar como jugador antes que como director. Tengo curiosidad por ver cómo otros directores manejan partidas más “dungeoneras”, con los combates, los mapas y demás, ya que en esa línea quiero hacer mi siguiente partida.

    Así que seguro que nos vemos por allí… y en tu blog, Afar. ¡Nos leemos!

Deja un comentario