Las “partes buenas” de Star Wars

23

Qué tiempos para los que somos fans de La Guerra de las Galaxias, ¿eh? Desde que Disney le compró el imperio a Lucas no sólo empezamos a disfrutar de nuevo material como Star Wars Rebels, sino que se nos vienen encima cómics, una peli centrada en soldados rebeldes (Star Wars: Rogue One, anunciada para diciembre de 2016), nuevos rumores sobre una serie de acción real y, sobre todo, la “nueva nueva” trilogía que empieza en este próximo diciembre y que consigue que un hombretón como yo gimotee cual damisela con el primer y el segundo teaser trailer. Bueno, en realidad con cada aparición en los mismos de los personajes de toda la vida. Por aquello de “los viejos rockeros que siguen dando caña” y eso.

Y claro, con esta perspectiva muchos padres piensan que ahora es el mejor momento para introducir a los chavales en el universo de Star Wars. Así que es normal que en las redes sociales siga rebrotando el viejo debate sobre las películas y los niños: que si ponerles sólo la trilogía clásica o hay que ponérselas todas, y en este caso si es mejor en orden cronológico o de filmación.

Ya he expresado anteriormente mi posición al respecto, pero siempre hay quien insinúa que les estoy imponiendo a mis hijos mi propia visión nostálgica e idealizada de la Trilogía Original. Y en esos momentos no puedo evitar acordarme de La Princesa Prometida.

Sí, La Princesa Prometida. Pero no la obra maestra del cine, sino el libro del que procede. Y si aún no lo habéis leído, aviso que a partir de aquí os lo voy a destripar un poco porque… resulta que no es exactamente lo mismo que la peli. Así que ¡Aviso de spoilers!

Ésta es la edición que tenemos en casa… por duplicado, jejeje. Resulta que a mi Reina y a mí nos dio por regalarnos este mismo libro mutuamente, el mismo día y ¡sin haberlo hablado siquiera! ¿Cómo iba a dejarla escapar? ^.^

 

William Goldman empieza el libro con una autobiografía inventada alrededor de La Princesa Prometida: era el fantástico y alucinante libro de aventuras que le leía su padre de pequeño cuando estaba enfermo, aunque él nunca llegó a hojearlo. Pero cuando Goldman se convierte en padre y le regala un ejemplar a su hijo, resulta que el niño lo abandona casi en el primer capítulo. Extrañado de que el chaval no lo haya flipado tantísimo como él en su momento, recoge el libro y por primera vez lo lee directamente:

Ojeo el primer capítulo; era más o menos como lo recordaba. Paso al segundo capítulo, donde el autor habla del príncipe Humperdinck y ofrece la descripción breve e inquietante del Zoológico de la Muerte.

Y es ahí cuando comienzo a darme cuenta del problema.

No es que la descripción no figurara. Estaba, y era más o menos como la recordaba. Pero antes de llegar a la descripción, había unas sesenta páginas de texto que hablaban de la antepasados del príncipe Humperdinck y de cómo su familia llegó a controlar Florin, y de esta boda y de este niño que engendró a este otro de aquí que después se caso con no se quién; pasé al capítulo tercero, «El galanteo», y descubrí que hablaba de la historia de Guilder y de cómo ese país llegó al puesto que ocupaba en el mundo. Cuánto más hojeaba el libro, de más cosas me enteraba: Morgenstern no se había propuesto escribir un libro infantil, sino una especie de historia satírica de su país y del declive de la monarquía en la civilización occidental.

Pero mi padre sólo me había leído las partes de acción, las partes buenas. No se ocupó en absoluto del aspecto serio.

 

Así que el autor decide extraer esas “partes buenas” del original, y el resultado se supone que es el libro que tenemos entre manos.

Pues bien, eso mismo es lo que estoy haciendo con las pelis de Star Wars. Ya vendrá el día en que mis hijos se enteren de que hay otras películas, las vean y comentemos qué les han parecido. Pero hasta entonces prefiero hacer como el padre de Goldman en La Princesa Prometida: seguir poniéndoles sólo las “partes buenas”.

23 COMENTARIOS

  1. “siempre hay quien insinúa que les estoy imponiendo a mis hijos mi propia visión nostálgica e idealizada de la Trilogía Original”

    No se de quien puedes estar hablando… 😛

    • Jajajaja, no iba por ti, pato. Sé que suscribes lo de mi “visión nostágica e idealizada”, pero como sé que también que seleccionáis en casa los dibus que se ven, no creo que compartas lo de “imponer” ^.^

  2. El problema es que a su vez puede ser contraproducente, a mi me paso con los Dos libros mas leidos de la Humanidad que solo me leian las parte buenas. Creo que se pueden deducir cuales son (el segundo es español).
    Que cuando los lei completos los desdeñe para siempre, me senti estafado, como si hubiesen jugado conmigo.
    Un duro despertar a la edad adulta

    • ¡Hola, maese Gabriel! Pues mira, no había pensado esa posibilidad. En cierto modo yo he vivido lo mismo con Star Wars. Es decir, las primeras me encantaron de pequeño y cuando soy más mayor me hunden con la Nueva Trilogía. Sin embargo, aun sintiéndome también estafado, no renegué de toda la saga y preferí quedarme con las “partes buenas”…

      Supongo que depende de cada persona y de cada caso… que es precisamente lo que comentas, claro. Estaré atento para evitar que le pase.

      ¡Muchísimas gracias por el aviso y por pasarte a comentar! ^.^

  3. Al fin y al cabo, esa es la ardua pero fascinante tarea de un progenitor: educar. Y aquí entra, aunque parezca que no, qué cultura muestras a tus hijos.

    Luego ya de ellos de mayores, como bien apuntas, decidirán si pasan olímpicamente o la adoptan…

    • Uff… es cierto que cualquier cosa que hagas con o delante de tus hijos, por nimia que sea, podría considerarse “educación”, pero no quería yo entrar en esas profundidades, maestro.

      En este caso solamente se trata de preservar la “magia” de la Trilogía Original, al estilo de lo que hacemos con los Reyes Magos. De que sigan pensando durante unos años más que con esfuerzo y estudio se puede aprender a manejar la Fuerza, o que Darth Vader es un villano tan amenazante porque es frío y calculador. Ya crecerán y se encontrarán con la desoladora realidad de que hace falta haber nacido con midiclorianos en la sangre y que Anakin era un niñato vociferante. 😛

  4. Pues habiendo leído tu post (y los comentarios) sobre el visionado de tu Princesa de el episodio IV, no me queda más que respirar aliviado de que el mundo tenga aún esperanzas y se sigan cultivando las nuevas generaciones de frikis, porque al final, son los únicos que salvarán el mundo.Mis felicitaciones.

    Por otro lado, siempre recomiendo el visionado de el universo de Star Wars en el orden “Machete”, que creo, es el que resulta mejor:

    http://dragonesdelsur.org/es/entry/8-star-wars-el-orden-machete

    Definitivamente, creo que La Princesa Prometida, Willow, Lady Hawke y hasta La Caravana del Valor son buenas opciones para ver con nuestr@s hij@s.

    Yo que tengo dos, una de tres y la otra de casi cinco, ya nos hemos visto El Episodio IV, Clone Wars (el de Tartakowsky), Willow, La Caravana, Porco Rosso, Chihiro, Ponyo, Arriety, Kiki y hasta Gravity Falls y se lo pasan increíble.

    Voy a esperar que maduren un poco más para que vean La Princesa Prometida y Lady Hawke y de ahí esperar hasta Nausicäa, Blade Runner y Evangelion.

    En el interín, estoy haciéndome de todos los libros que puedo para tenerles la biblioteca bien surtida para cuando ya lean, porque quiero que lean mucho y que roléen, obviamente 🙂

    Un saludo de otro padre friki, desde Lima, Perú.

    • ¡Buenas, maese Io! Es un enorme placer recibir la visita de un hermano rolero de Perú.

      Gracias por tus felicitaciones, pero viendo el material que ya le has enseñado a tus dos princesas te tengo que felicitar yo también. ¡Enhorabuena! Yo no he conseguido que Ponyo o Arriety interesaran lo más mínimo, tal vez porque Totoro no triunfó especialmente. Y mira, no recordaba yo las películas de los ewoks… aunque no sé yo si dejarlas mejor en el olvido ^.^

      Hablando de Star Wars, no sabes lo que te agradezco que me hayas enseñado el Orden Machete. ¡Qué bueno! Eso sí, cuando llegue el momento de ver la Nueva Trilogía (que llegará) prefiero la versión extendida del Orden Machete que comenta Carlos de la Cruz más abajo. Ya puestos a verlas, mejor verlas todas, por muy malas que sean… y que ellos saquen sus propias conclusiones.

      Pero en fin, muchísimas gracias por pasarte y aportar tu experiencia, maese Io. ¡Que no pase mucho tiempo para verte de nuevo por aquí! 😉 ¡Un abrazo!

  5. Por variar y generar debate…

    Y no es mejor olvidarlas y pasar a otra cosa? Estamos hablando de pelis malas no de excelsos artefactos culturales. Están lejos de estar en el top 100 cultureta de pelis estadounidenses. Estamos hablando de niños pequeños, pero por qué intentar que sean fotocopias ntras? Por qué ponerles lo que a ntros. nos gustó pero que no vale un pimiento? No hay otras cosas que compartir que no estén llenas de polvo y caspa o más actuales?

    • Jejejeje, buen cambio de registro, Lord Pengallan.

      Me temo que “olvidarlas y pasar a otra cosa” no es una opción. Va a haber mucho Star Wars durante los próximos años, y algunos formatos que apuntan específicamente a los niños. Por ejemplo, en la tienda Disney de La Vaguada tienen toda la parafernalia de Star Wars justo a la entrada. Así que me temo que hoy día no es posible vivir muy alejado de esta franquicia si vas al cole.

      Sobre el “top 100 cultureta de pelis estadounidenses”… ¿tienes algún enlace? Porque lo único que he encontrado de ese tipo son listados muy del populacho, como éste (http://www.afi.com/100Years/movies10.aspx) de la American Film Institute, el de la IMDB (http://www.imdb.com/list/ls055592025/) o el de Hollywood Reporter (http://www.hollywoodreporter.com/list/100-greatest-films-all-time-713215), y en ellos siempre sale La Guerra de las Galaxias, o incluso el Imperio Contraataca. En cualquier caso, hay que ver qué pocas pelis en esos listados son aptas para niños… ¿hay más en el “top 100 cultureta”? 😛

      Sobre tus preguntas finales, creo que es muy aventurado por tu parte suponer que no hacemos con ellos otras cosas que ponerles cosas antiguas.Tanto a mi Reina como a mí nos gustan los dibujos animados y no tenemos ningún problema en ver Kung Fu Panda, los Pingüinos de Madagascar, las Tortugas Ninja, Doraemon, Phineas y Ferb o el Gravity Falls que comentaba el maese Io. Incluso nos hemos chupado nuestras raciones de Campanilla o Barbie (créeme, si ya es traumático haber visto una vez Barbie y las Cuatro Mosqueteras… imagínate haberla visto cuatro. ¡Cuatro!). Vamos, que dudo mucho que se conviertan en fotocopias nuestras sólo por ver La Guerra de las Galaxias.

      Y por supuesto, hay muchas otras cosas que me gustaron y que no creo que vea con ellos ni aunque crezcan, como V, Enano Rojo o el Equipo A. Pero tratándose de películas que han tenido tanta repercusión en la cultura en general, pienso que es necesario ponérselas. Sobre todo cuando son tan divertidas como éstas.

      ¡Un abrazote, maestre! ^.^

      • Tienes razón, no había caído. Ahora van a estar expuestos y van a preguntar y supongo que es imposible decirles que no es nada interesante y que pasen a otra cosa.

        Bueno, pues me sorprende que Star Wars esté en tops culturetas, nunca he visto uno, porque son pelis argumentalmente infantiles y visualmente pobres. Muy lejos de vacas sagradas como Ciudadano Kane, Centauros del Desierto o Vertigo. Pero los estadounidenses les ciegan las ganancias, el éxito y la repercusión. Si hubiese hecho yo un top 100 cultureta te lo pasaría, pero no y seguro que pelis para niños tan pequeños no lleva. A lo mejor para tener alrededor de 10, pero más simples o suficientemente dinámicas no (bueno algo de Chaplin seguro que vale). Así que no te serviría de nada.

        Al final con el último párrafo me has convencido. De todos modos no veo porqué hay que hacerlo ahora, a sí, por la campaña aplastante que se avecina, sigamos los dictados de las empresas, consumamos cuando ellas quieren y lo que ellas quieren, a veces la publicidad es verdaderamente avasalladora, tú lo sabes mejor que yo que tienes hijos, y no dentro de 15 años.

        Te entiendo, pero no comparto el seguir estirando una cosa que no vale nada y opacar otras que sí simplemente porque no tienen tanto dinero como esta. Aunque el universo SW tiene mucho potencial, es atractivo e interesante, las pelis, todas, son terriblemente malas. Las clásicas por envejecimiento, las recientes no tienen excusa. En fin, yo paso de lo nuevo y lo viejo. Como no tengo hijos…

  6. Dos comentarios:

    – Hoy hemos visto el Episodio IV mis hijos y yo. Les ha gustado mucho, la verdad. Destacaría el brillo en los ojos de mi hijo mediano (7 años; es al que más le gusta todo el tema de las naves). Y creo que van a ver luego el V, el I, el II, el III y el VI. Digamos que es un “Orden Machete Expandido” :D. De este modo, no terminan viendo a Anakin convirtiéndose en Darth Vader, sino a Darth Vader redimido. Creo que es un buen final para ambas sagas.

    – “La Princesa Prometida” tiene algo fascinante para mí: me encantó la película, y la he visto mil veces… y después me leí el libro y no me gustó. El estilo del escritor no me terminó de convencer, supongo. Creo que es de las pocas veces que me ha pasado que el libro me ha parecido peor que la película.

    • Ah, ese brillo en los ojos, no dejes que lo pierda 😛 Nah, en serio, me apunto a tu versión del Orden Machete… cuando toque verlos, jejeje.

      Y sobre el libro de la Princesa Prometida, para mí fue todo un descubrimiento. Lo pillé pensando que era poco más que lo que había visto en la película y cuando lo leo descubro que hay tres libros: el “original” de Morgensten, éste con las “partes buenas” que menciona las omisiones del “original”… y el de la película, que son directamente las “partes buenas” sin ninguna mención más. Me quedé epatado con semejante artificio del autor, ya que nunca había leído nada así de estructurado.

      Es cierto que el prólogo es bastante insufrible, con tanta historieta sobre su vida privada, y que las interrupciones para contar lo que se omitía del libro “original” pueden llegar a ser pesadas, pero el estilo de las “partes buenas” me pareció igual o mejor que en la peli. Y me gustó conocer al padre de Iñigo Montoya y ver alguna escena más, como el Zoo de la Muerte. Aunque es verdad que los ¡dos! finales del libro no te dejan el mismo regusto que el de la peli, que es el que prefiero.

      En fin, cuestión de gustos, como siempre, jejeje. Espero con impaciencia leer qué tal les parece a tus chavales el Orden Machete Extendido. ¡Un abrazote, maestre!

  7. Hombre, lo cierto es que las clásicas son mejores en todo (excepto en el tema efectos, claro); yo diría que hasta objetivamente lo son.

    Pero ojo, que he conocido en la tien a padres que me juran y perjuran que a sus hijos (también muuuuy jovencillos) les gustan más las nuevas, que si más sables, que si mejores efectos…
    Es uno de los temas de profunda meditación para los frikipadres, el cuándo poner por primera vez a la descendencia las pelis de Star Wars. El dilema no es pequeño, no.

    • De hecho ver las nuevas con ojos de niño y quitandose todo esa idealización aprendida hace que cambie mucho la perspectiva.
      A mis hijas les gustaron mucho mas las nuevas. Y viendolas con ellas he aprendido a ver todo el conjunto de otro modo.
      De hecho la trilogía clasica se me hace tan aburrida que ya ni nos pensamos el ponerla en casa.
      No es solo efectos especiales. Es desarrollo de personajes, argumento, todo…

      Sigo sin aguantar al Anakin del Episodio I, y la interpretación de Anakin en el resto de episodios tampoco es que lo arregle, pero a dia de hoy por las clasicas ni me acerco.
      Y los Midiclorianos… en fin…
      Pero si nos ponemos a mirar los defectos de las 3 primeras, comenzando por el argumento de Una Nueva Esperanza, calcadito del “viaje del heroe”, o el soporifero Imperio Contraataca… nos damos cuenta de que haberlas visto tan pequeños sin nada que le hiciera sombra, y haber credido idolatrandolas hace que no seamos nada objetivos.
      Darth Vader es un malo de pacotilla para alguien que cada semana ve una pelicula como los Vengadores.
      Sin embargo la sutil corrupción del Emperador le convierte en un malo muy cabrón. De hecho a mis hijas es quien realmente les dió miedo.
      El “yo soy tu padre” no tiene ningún efecto sobre alguien que no ha tenido tiempo de idealizar a Luke y Vader. Pero despues de 6 peliculas y 2 temporadas de la serie de dibujos animados, que el Emperador le dijera a Anakin “levantate Darth Vader” fue todo un shock para ellas.

      Es todo un cambio en la forma de ver Star Wars.
      La diferencia entre alguien nacido en los 70-80, y quienes han nacido ya en el 2k.

      Y todo esto sin mentar las series de dibujos y de animación, que mejoran enormemente la saga.

      • ¡Buenas, maestre!

        Pues mira, me alegra que disfrutéis tanto la Nueva Trilogía y que a tus hijas les guste tanto como a vosotros. Al final lo importante es eso: disfrutar todos juntos.

        Sin embargo, sigues insistiendo en que mi posición sobre las dos trilogías se basa en la idealización, y yo sigo insistiéndote en que cambies de argumento. A ver, que de aquella época también me gustaban cosas como V, el Coche Fantástico y los Diminutos, y de mayor he sido perfectamente consciente de que que no han resistido el paso del tiempo. Así que me considero al menos tan capaz como tú de dejar a un lado el factor nostalgia a la hora de juzgar una peli.

        Y puedo entender perfectamente que te hayas aburrido de ver la Antigua Trilogía y que te mole más la Nueva. Yo también tengo mis preferencias particulares que no coinciden con el consenso mayoritario. Por ejemplo, soy un fan de La Máscara y me gustó más Aliens que Alien. Fíjate, incluso reconozco que la primera vez que vi Barbie y las Cuatro Mosqueteras pensé que no estaba tan mal.

        Pero eso sí, incluso si fuera un superfan de Barbie (que no lo soy) me parecería una temeridad ir a los admiradores de Dumas y decirles que tienen muy idealizados Los Tres Mosqueteros, que su trama es un “viaje del héroe” de manual y que Richelieu es un malo de pacotilla al lado de Kang el Conquistador. Una cosa es que decir que a mí me lo parezca, otra es proclamar que los demás no son capaces de ver realmente lo que es Los Tres Mosqueteros.

        En fin, allá cada cual. Eso sí, que sepas que si me vuelves a sacar la etiqueta “cegado por la nostalgia” no dudaré en ponerte a ti la de “cegado por los CGI”. Hala. 😛

        ¡Un abrazote!

        • Ey, que esta vez no iba por ti.
          Me ha quedado claro que de alguna forma incomprensible pero no idealizada te parecen mejores.
          Asi que si quieres a partir de ahora lee “todo el mundo – menos Erekibeon – que os dejais llevar por la idealización con la que veis Star Wars, un sentimiento aprendido por blablablabla…”

          Por cierto, a mi no me importaria que me dijeras eso de los 3 Mosqueteros. Si me lo razonas te escucharé y me replantearé mi visión.
          Lo he hecho con Star Wars, Dungeons & Dragons o Robotech.
          De hecho… pocas pelis de mi infancia aguantan enteras el revisinado años despues.
          Casi lo llevan mejor las series de dibujos animados, y solo algunas.

    • Yo también suscribiría lo de que objetivamente son mejores. Los personajes, los diálogos, el ritmo, el humor, la escala… son de esas películas que resisten el paso del tiempo sin ningún problema y siguen funcionando cuando las ves de mayor.

      Y eso no lo pueden decir todas las películas. Anda que no hay pelis y series que nos encantaban de pequeños y que ahora nos dan bastante vergüenza ajena. Lo mismo que les pasará a nuestros peques con la Nueva Trilogía 😛 Sí, ahora les deslumbran las lucecitas, las maniobras espectaculares y tal, pero ay, cuando crezcan y escuchen de nuevo esos diálogos… cuando entiendan esas tramas y vean esas actuaciones… XDDD Ya veremos, ya.

      Por mi parte, sigo pensando que es mejor mantenerlos libres de Jar Jar durante tanto tiempo como se pueda 😛

      ¡Un abrazo, Capitán!

      • Son tremendas, al menos los ep. 4 y 5 lo son. Caramba, hace poco volví a ver “Una nueva esperanza”… Y aún me sigo preguntando, como en cada ocasión, si serán capaces de petar la Estrella.

Responder a Sh'kar Destine Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.