La Fuerza ya estará contigo… siempre, mi Princesa

28

Hace unas semanas cumplí una de las tareas que me he autoimpuesto, dada mi condición de Padre y Friki: iniciar a mi Princesa en el mundo de Star Wars.

Los que me conocéis ya sabéis que no podía ser de otra manera el que empezáramos directamente con la primera película, por supuesto original y sin remasterizar. Aprovechamos el típico domingo lluvioso para realizar todo el ritual: hacer unas palomitas al estilo de toda la vida (maíz y aceite, nada de guarrerías precocinadas), embutirnos bien en la mantita, encender la tele y el DVD… y grabar la carita de mi Princesa durante su primera incursión en esa galaxia muy muy lejana que desde hace tanto tiempo han disfrutado sus padres.

Y para mí fue como verla de nuevo por primera vez, con nuevos ojos y nuevos oídos. Redescubres que el inicio es una verdadera obra maestra, capaz de atrapar a un niño de tres años no sólo con imágenes espectaculares, sino con unos diálogos sencillos que exponen eficazmente de qué va la trama: princesa capturada, planos robados, malo malísimo que los busca. También ayuda el que sean los robots los hilos conductores al principio. Su apariencia tan llamativa, con los pitidos de R2 y con esas personalidades tan características lograron que mi Princesa se preocupara realmente por ellos. De hecho, la escena en que el tío Owen compra a C3PO pero no a R2 resultó especialmente emotiva.

Leia también fue un éxito desde el principio, no sólo porque es ¡una princesa!, sino también porque es capaz de enfrentarse a Darth Vader sin mostrar miedo, e incluso vacilándole un poco.

Luke, en cambio, no consiguió ser tan interesante desde el principio. Todo lo contrario que Ben Kenobi, tal vez por su apariencia de viejo maestro o porque era al que buscaba R2, quién sabe 😀 El caso es que la escena del asentamiento arrasado con los esqueletos de tío Owen y tía Beru chamuscados (y bien centrados en primer plano) no consiguieron conmover a mi Princesa, pese a que Luke está visiblemente alterado.

Han Solo y Chewbacca tampoco caen muy simpáticos cuando se les ve por primera vez, aunque claro, es normal porque no destacan especialmente entre toda la fauna de la cantina y porque parece que van a ser personajes secundarios que llevan a los protagonistas a otro lado. La cosa cambia cuando liberan a la princesa, y fue celebrado especialmente el apelativo “felpudo con patas” que le dedica Leia a Chewbacca.

La persecución que sigue fue también especialmente intensa desde el punto de vista de mi Princesa, y sobre todo el final, cuando Obi-Wan deja que Darth Vader le mate. La gran pregunta fue: “Papá ¿a dónde ha ido Obi-Wan sin cara?” No sin ropa ni sin capa, no. Sin cara. Ahí queda eso.

Durante la batalla de naves espaciales y el asalto a la Estrella de la Muerte mi Princesa se dispersó un poco, y es normal, con tanta tecnojerga y primeros planos de gente diciendo cosas como “jefe oro”, “rojo cinco” o “son demasiados”. Visto un plano de un TIE a la cola de un Ala-X, vistos todos. Sí que hubo más preocupación cuando alcanzan a R2, e incluso algo de interés con la inesperada aparición del Halcón Milenario, pero vamos, nada que ver comparado con la expectación de ver cómo les ponían las medallas en el acto final… y esa preciosa fanfarria con la que comienzan los créditos finales.

¿El veredicto? Pues un rotundo éxito, porque nos pidió volverla a ver. Y no sólo eso, le hicieron los ojos chiribitas cuando le dijimos que había otras dos películas más. Películas que vimos en las semanas siguientes, pero que no tuvieron tanto éxito como la primera, la verdad. Ni Yoda, ni los Ewoks consiguieron de mi Princesa tanto interés como la primera… supongo que también porque el lenguaje es un poco más adulto y hay más batallas espaciales. En fin, un motivo para volver a verlas todas de nuevo cuando sea un poco más mayor. 😛

Sea como fuera, al menos ya sabe que su favorito es (inexplicablemente) Darth Vader, y de vez en cuando me la encuentro tarareando la banda sonora o la Marcha Imperial para orgullo paterno, sobre todo cuando lo hace al lado de otros compañeretes del cole. Por no hablar de que ahora interviene en las conversaciones cuando escucha algún término starwarsiano.

Así que, padres frikis que me leéis, os aconsejo vivamente que empecéis a ver Star Wars con vuestros hijos cuando tengan al menos tres o cuatro años. Haced caso a éstos:

Y si no lo hacéis, tened en cuenta que los niños de ahora, a partir de cinco años, están siendo contaminados con las Guerras Clon y la Nueva Trilogía. Así que es posible que un día tu hijo llegue del cole y te pregunte sin que te lo esperes: “Papá, ¿quién es Anakin?”… y entonces ya será demasiado tarde para explicarle que todo eso pertenece a un universo paralelo, fruto de la avaricia y la megalomanía, que de Star Wars sólo tiene el nombre.

Estáis a tiempo. Hacedlo. Ya habrá tiempo de que se hagan mayores y descubran por sí mismos la traición de Lucas. Hasta entonces, mantened la ilusión tanto como sea posible. Que no les pase como a nosotros…

28 COMENTARIOS

  1. Enhorabuena por haber conseguido captar así el interés de tu pequeña princesa. Haber si lo consigo yo dentro de un par de años.

    Pero ten cuidado no sea que la veas así un día andando por el pasillo, cosa que a mí me encantaria
    .

    • Jajajjaa, bueno, de momento le faltaría el disfraz… pero eso ya está en trámites de arreglarse 😛

      ¡Un saludete!

  2. La verdad es que me ha encantado el artículo sobre todo después de que la semana pasada fuese padre por primera vez, ya estoy esperando pasarle las pelis a mi niño.
    Pero la nueva trilogía, tampoco está tan mal, obviamente no es tan buena o quizá es que nosotros esperábamos demasiado de ella tras 20 años de silencio de escuchar cosas como “mipadre luchó en las guerras clon” y luego va y Lucas no nos la da como queríamos además de los “midiclorianos” y otras tonterías para que nadie dijera: “yo ya dije que sería así”, muchas veces los autores, directores y otros creadores (espero que G.R.R Martin no lo haga) cuando leen o escuchan como podría ser la continuación de sus trabajos, buscan originalidad, y lo único que consiguen es crear una “super cagada”.
    Bueno un placer leer y recordar este clásico, el mejor, sin duda, pásale “La princesa prometida” o “Lady Halcón” si aún no lo has hecho!!

    • ¡Hombre! eso se avisa antes maese Haco. ¡Enhorabuena por esa paternidad!

      Sobre que haya podido ser una cagada fruto de la búsqueda de originalidad, pues puede ser, pero no es excusa. La Nueva Trilogía es inferior a la Clásica en muchos aspectos: ritmo, narración, drama, giros argumentales… y eso es cagarla a muchos niveles. No es sólo que no nos diera lo que queríamos como queríamos, es que ni siquiera es capaz de darnos medianamente bien sus idas de olla 😛

      ¡Y gracias por recordarme “La Princesa Prometida”! En casa somos muy fans tanto del libro como de la peli, pero no había caído en que ya podemos ponérsela. “Lady Halcón” tendré que pensármelo más… pero ya puestos, Willow también es una buena candidata.

      ¡Gracias y enhorabuena de nuevo, maese Haco!

    • A falta de hijos buenos son sobrinos, maese Crom, jajaja. ¡Bien hecho! Ahora sólo falta que le arbitres alguna partidilla de La Marca y por fin su viaje al Lado Friki se habrá completado 😀

  3. Dios, ¡qué recuerdos! Yo también la vi con 4-5 años con mi padre en el cine. Jamás he olvidado aquella sesión, creo que marcó mi vida friqui.

    Y tu hija es un encanto, ¿Darth Vader favorito? ¡Genial!

    • Ostras, pues yo no recuerdo cuándo me llevó mi padre a ver Star Wars. Sí que recuerdo perfectamente haber visto en sesión continua el Imperio y el Retorno. 4 horas de apoteosis total.

      Y gracias, gracias, supongo que le habrá gustado porque es un tipo que da mucho miedo pero al final se hace bueno. O algo así 😛

      ¡Un abrazo!

  4. Buenas, Maese Erekíbeon.

    Pues fíjate que nosotros en casa también lo pensamos más de una vez. Mi hijo cuenta con varios peluches de la saga, camisetas, incluso un póster de ROTJ en su habitación y, de vez en cuando, sacamos mis figuras de los blisters para hacer escaramuzas con sus Másters del Universo. Vamos, que conoce a los personajes, pero no comprende el escenario en el que se desarrolla todo.

    En una ocasión hice el complicado ejercicio de visionado de la primera película desde el prisma de un niño y encontré la primera media hora realmente aterradora para los 3 añitos que tiene el mío:
    un señor sin rostro vestido de negro que ahoga a otro alzándolo sobre el suelo, los tusken asediando a los protagonistas, las muertes en la cantina….
    Quizás nos equivoquemos, pero tanto mi mujer, que es pedagoga infantil, como yo, estábamos de acuerdo en que el contenido no era adecuado para la edad, y eso que no somos los típicos padres mojigatos, os lo garantizo… Pero vamos, es una opinión.

    Al final, optamos por darle una pequeña introducción a ciertos elementos del universo de Star Wars de una manera tan edulcorada como ofrece la serie de dibujos “Los Ewoks” y “Droids”. Más adelante, ampliaremos el espectro con Clone Wars y cerraremos el círculo con las películas.

    Como he dicho, es una opinión.
    Sea como sea, brindo por la iniciativa de acercar a un niño/a a un universo imaginario como el de Star Wars. Lo importante no es el universo en si, sino la oportunidad de poder compartir algo más con su padre.

    Un saludo!

    • ¡Hola, maese Robotto! ¡Cuánto tiempo!

      Bueno, está claro que cada niño es un mundo y que nadie mejor que sus padres para saber si algo le va a impresionar o no, sobre todo cuando uno de ellos es pedagogo infantil.

      En el caso de la mía, por ejemplo, Darth Vader no fue tan terrorífico. Tal vez porque es todo un bellezón al lado de ciertos Gormitis, pero también puede que por la actitud inicial de Leia, que le hace frente sin miedo cuando se encuentra con él, aun estando esposada.

      Esto creo que es extrapolable al resto de la peli: mi Princesa no se fijó en las muertes, las mutilaciones o los peligros mortales, sólo le afectó la muerte de Obi-Wan. Y es que el tono de la película es de aventuras, donde los buenos siempre ganan aunque las pasen canutas, y los malos siempre pierden. La muerte de extras a cascoporro no se presenta como un drama, así que no impactó especialmente en mi Princesa. Estoy seguro de que pasaría igual con el Robin Hood de Errol Flynn o con cualquiera de piratas de Burt Lancaster, por ejemplo.

      Otro gallo hubiera cantado si hubiera sido, por ejemplo, el episodio III. Otra razón para no ver la Nueva Trilogía 😛

      De todos modos, como decía, cada niño es un mundo, y sus padres otro 😛

      ¡Un saludete y me alegro de saber de nuevo de vos!

    • ¡Hola, maese Nah! No sé si ponerle la serie por iniciativa propia, la verdad. No está mal del todo en cuanto a argumento, pero tengo problemas con los clones como personajes “simpatizables”. Es decir, a menos que algo haga que cambie drásticamente la actitud de los clones hacia los jedis en próximas temporadas, ¿cómo explicarán que luego los maten sin rechistar en el episodio III?

      No sé, no lo veo claro… prefiero seguir con la trilogía clásica hasta que no haya más remedio, jejjee.

      ¡Un abrazo!

      • bueno, es q la orden 66 esta implantada en los clones desde antes de nacer… es la tipica orden q van a responder sin rechisar, como hacen…

        al menos asi lo veo yo y creo q queda muy bien. En otro orden de cosas si hay clones, como se ve en novelas del UE q no hacen caso de dicha orden

    • Hombre, si la mía la entendió, la tuya fijo que sí. Son chicas, compañero, ya sabes 😉

      En nuestro caso mi Princesa tuvo algunas preguntas durante la película, pero casi todas eran para saber qué iba a pasar a continuación. Es lo malo del suspense :-P. Las demás preguntas eran sobre quién era aquél o qué hacen las paredes moviéndose, nada que no se pueda responder de forma sencilla y rápida para que no se pierda la acción.

      En fin, ¡¡ya nos contarás qué tal los tuyos!!

  5. ¡Muy bueno! Me alegro de que las nuevas generaciones, al menos una parte, siguen nutriéndose del verdadero sentido de la aventura y la fantasía. Un gran trabajo, maese Erikbeon 😀

    Ya estás en mi lista de blogs amigos ^^

    • ¡Gracias, maese Alvar! Me alegra que te haya gustado, jejeje.

      Y llevo un tiempo siguiéndote por RSS, así que ya estabas en mi lista de blogs amigos 😉 ¡Un abrazo y nos leemos!

  6. Yo lo hice con mi cuñado pequeño y le encantó. Y pro supuesto que lo haré con mi pequeñita que viene de camino cuando tenga más o menos esa edad. Tenemos que curtir la cantera.

Responder a Erekíbeon Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.