La Caja Musicreta

6

O “Haciendo un podcast con tus peques”.

“Bienvenidos a La Caja Musicreta”

Hace varios meses, durante una conversación intrascendente con mi Princesa, salió la idea de hacer un programa de radio que pudiera escuchar todo el mundo, en plan los orígenes del Canal Osera (¡un saludete desde aquí! 😛 ) A ella le entusiasmó inmediatamente, claro, y nos tiramos un buen rato fantaseando sobre los temas que trataría y la música que pondría. Y aunque pensé que su interés sería fugaz, volvía a sacar el tema de cuando en cuando. Sí, todo en modo “¿a que molaría?“, cuando los proyectos tienen una pinta deslumbrante, pero ahí seguía ella, dándole vueltas a la idea.

Viendo que cosa se sostenía en el tiempo, me puse a investigar el trasfondo técnico del asunto. Mi prioridad era la sencillez: a fin de cuentas iba a ser un simple divertimento y si lo abandonábamos al primer programa no quería lamentar el tiempo perdido en aprender los entresijos de un editor de audio más profesional. Alguno me dirá que lo más sencillo que el Audacity es directamente la grabadora de voz que viene de serie en todos los listófonos… pues mira por dónde, encontré algo a medio camino: una aplicación de Android llamada Spreaker Studio.

En lo básico no se trata de otra cosa que una grabadora de voz con la posibilidad de reproducir canciones y algunos efectos de sonido durante la misma grabación. Eso en lo básico, porque resulta que también ofrece la posibilidad de emitir en directo a través de Spreaker.com e incluso ¡gestionar desde el mismo móvil un chat del programa durante la emisión!. La leche. No creo que lleguemos a probar estas funcionalidades, pero me parece una auténtica pasada que cualquiera pueda llevar en el bolsillo un estudio de radio con posibilidad de emitir en directo.

Más fácil imposible. Por cierto, vigilad el botón que señalo con la flecha. Si no está como en la imagen no se va a grabar nada de lo que hagáis… como hemos descubierto varias veces a nuestro pesar ^.^ ¡De nada!

En cualquier caso, con las características básicas nos bastaba y nos sobraba. Una vez terminé de fliparlo con lo fácil que se maneja la aplicación, fue cuestión de picar un poco más a mi Princesa para que concretara el primer programa.

En principio ella sólo quería hablar de las canciones que le gustan de la BSO de La Princesa Prometida, pero tanto a mi Reina como a mí nos parecía que iba a quedar un programa un poco cojo y propusimos añadir un par de minisecciones. Luego abordamos el tema de los nombres, y así nacieron La Caja Musicreta (“porque es una caja de música, pero secreta“) y Fusa, su presentadora. Por último mi Princesa se puso a escribir lo que íbamos a contar, para tenerlo delante durante la grabación, mientras yo me ocupaba de subir al móvil las canciones y los efectos de sonido provenientes de la aplicación Instant Buttons.

Y por fin, tras enchufarle al móvil unos cascos, nos pusimos a grabar el programa esa misma tarde.

Por supuesto no salió a la primera. Bueno, ni a la segunda ni a la cuarta, pero las risas que echamos toda la familia lo compensaron ampliamente. Al final teníamos entre manos varias grabaciones que a veces seguían el guión y a veces no, pero ninguna nos convencía del todo. Podríamos haber seguido grabando hasta estar plenamente seguros, pero ya estábamos todos un poco cansados… y la experiencia me decía que en estas cosas lo importante no es que quede perfecto, es acabarlo. Esa satisfacción de terminar algo y verlo por fin materializado es la mejor motivación para repetir otro día. Y ya entonces seguro que entonces todo saldría mucho mejor.

Muy bien, pues después de un amplio debate elegimos la grabación menos mala. Lo siguiente fue crear la página de La Caja Musicreta en Ivoox, que es la plataforma de podcasting que yo conocía. Para ello hacía falta una cuenta de correo electrónico, así que abrí una en Gmail para el programa, luego creé el Podcast en Ivoox y mientras mi Princesa ultimaba el logo yo me puse a subir el audio. Poco tiempo después ya lo teníamos todo listo:

 

 

El enlace no tardó en circular por WhatsApp, e imaginaos la carita de mi Princesa cuando empezó a recibir las llamadas de los abuelos y los primos felicitándole por el programa. Con semejante subidón es normal que no tardara en ponerse a planear el siguiente programa 😛

Lo malo es que se nos vino demasiado arriba y esta vez nos trajo una pedazo de lista con ¡13 canciones! Menos mal que se nos ocurrió convertirlo en un “test musicreto”, que si no habría sido muy pesado tanto de grabar como de escuchar. Pero bueno, lo importante es que esta vez se notó que algo habíamos aprendido de la experiencia. Por ejemplo, el guion que preparó Fusa era más extenso e incluía lo que quería decir de cada canción, la rima del Priconsejo y el Top 3 de cosas que le gustan. Y también nos notamos un poco más sueltos tanto a la hora de hablar como al manejar la aplicación. Total, al final conseguimos que los 20 minutos (casi el triple de la duración del programa original) se pasaran bastante rápido… o al menos eso nos pareció. Juzgad vosotros mismos ^.^

 

 

¿El futuro de esto? Pues ni idea. Durará tanto como nos siga resultando divertido. De momento Fusa sigue muy ilusionada con el proyecto y ya está preparando la próxima entrega. Que tiene toda la pinta de que va a ser más larga aún…

Guion del tercer programa. Santa Macumba Marimba…

Consejos para vuestro propio programa

De momento sólo le veo aspectos positivos a esto del podcasting con los peques. Además de divertirse una barbaridad, Fusa está tomando decisiones, trabajando en equipo y poniendo en práctica cosas del cole como escribir o medir el tiempo, por mencionar solo un par. Además está empezando a vislumbrar todo el potencial de internet más allá de los juegos. Y lo mejor de todo es que nos lo estamos pasando en grande toda la familia, riéndonos juntos y con el bonus añadido de unos recuerdos impagables en formato mp3 ????

Así que, incluso si preferís conservar los audios para vosotros, os animo a que le propongáis a vuestros peques hacer su propio programa. Y si al final os liais la manta a la cabeza, permitidme sólo tres consejillos extra:

  1. La diversión por encima de todo. Debería ser el principal objetivo, por lo que si el programa se convierte en una obligación para cualquiera, a otra cosa, mariposa. Bueno, a menos que consigáis vivir de ello, claro… pero entonces no molará tanto hacerlo ????
  2. Cuantas más decisiones en manos de los peques, mejor. Ya veis que Fusa ha elegido prácticamente todo, desde su nombre y el nombre del programa hasta los temas y los contenidos de cada espacio. Cuando ha visto que sus decisiones se toman en cuenta y a ese nivel, se ha implicado al máximo. Eso no quiere decir que mi Reina y yo no hayamos hecho objeciones en algún caso, sino que siempre hemos ofrecido alguna opción más apetecible. En plan “Eso está bien, pero ¿qué te parece si…“.
  3. Cuantas más tareas hagan los peques, mejor. Así también depende de ellos que el programa salga o no. En nuestro caso mi Princesa no sólo es la presentadora, además ha diseñado y dibujado ella misma el logo y se encarga de escribir todos los guiones. Y aunque al principio apenas ocupaban medio folio, ya habéis visto que la cosa va complicándose con cada programa…

Y poco más. Cualquier excusa es buena para disfrutar a tope del tiempo que paséis juntos. No hay mejor regalo para ellos… ni para nosotros ????

EDITADO 12/05/2015: Ya tenemos tercer programa:

EDITADO 12/07/2015: ¿Qué programa se resiste a tener un especial Verano? Nosotros no. Allá va en nuestro cuarto programa:

6 COMENTARIOS

  1. Me encanta leer experiencias de este tipo que llegan a buen término y ¡son divertidas el hacerlas en familia!
    Llegar a compartir y disfrutar de las aficiones con los peques de la casa es fantástico. Voy tomando nota para que dentro de un tiempo consiga hacer algo parecido con mis hijos.

    • ¡Gracias, maese Sergio! Exacto, esa es la idea. Lo genial de ser friki es que nuestras aficiones les entran por los ojos a los peques… y que contamos con una cierta ventaja cuando se trata de cosas como ésta, de internet, ordenadores y demás 😛 Ya verás, ya ^.^

      ¡Me apunto tu blog!

  2. Hola, soy Marco de Canal Osera, enhorabuena por vuestra iniciativa y gracias por la mención. Estamos escuchando vuestro podcast y esta muy divertido. Me encanta la filosofia de La diversión por encima de todo, es la que intentamos aplicar nosotros, aunque a veces se nos vaya de las manos. Lo de que los peques tomen decisiones lo tenemos nosotros peor, porque nuestro osezno va mas en plan estrella.

    Os ha quedado un programita de los mas divertido, si necesitais alguna ayudita con la edicion o la distribucion contad con nuestra experiencia.

    Y si alguna vez os apetece venir al programa consideraos invitados.

    Un Saludo desde Canal Osera

    • ¡Hola, Marco! Hombre, qué menos que mencionaros cuando habéis sido mi inspiración 🙂 Muchísimas gracias por los ánimos y los ofrecimientos… si esto sigue así necesitaré algún cursillo que otro en esos ámbitos que mencionas, jejeje.

      ¡Un abrazo y gracias de nuevo!

Responder a Erekíbeon Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.