No podía resistirme a felicitaros este año con una connotación tan rolera. Ni tampoco a rememorar este clásico al que tantas horas le dediqué durante mis primeros años de carrera:

Bien conservado, para lo baqueteado que está. Lo acabo de hojear y ¡ay, el aroma de sus páginas!… qué tiempos.

Su tono era perfecto para jugar en aquellos ultraviolentos años 90, con Robocop, Predator 2, Desafío Total y Terminator 2 aún en las retinas, y los comics de entonces repletos de antihéroes hipermusculados de gatillo fácil. Y claro, así nos salían las partidas: persecuciones y tiroteos al más puro estilo Verhoeven.

Eso sí, nunca me creí ese futuro distópico que nos auguraban para treinta años después, básicamente porque el timeline era un auténtico despiporre:

(Haz click en la imagen para abrirla) Aceleradores de masas en las Canarias en 1992, una misión eurosoviética en Marte en 2009 y el primer clon humano con autoconsciencia en 2017. No sé cuál es más difícil de creer, fíjate…

Aunque sí me preguntaba si acabaría utilizando diariamente alguno de aquellos avances tecnológicos cuando tuviera 45 palos. Que ha acabado siendo “no, ni uno”. Y todo apunta a que estamos más cerca de ver robots por las calles que cibermiembros… en un futuro cercano, porque hoy, a 1 de enero de 2020, todavía nada de nada. 

Lo que tiene su gracia es que en 2020 lo que veamos de Cyberpunk sea un videojuego y una nueva edición del juego de rol, ambos actualizando la fecha a 2077. Eso sí, dudo que a mis 102 años esté en condiciones de sonreírme con la tecnología que profetizaban estos juegos.

Pero eso ya lo veremos (o no) 😛 Mientras tanto, ¡feliz 2020, damas y maeses! Y que todas vuestras tiradas este año sean dobles críticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.