Dungeoneers: mazmorreando en el navegador

2

El maese Rubén Ángel Hernández me descubrió en un comentario de Google Plus este pedazo de videojuego que rula en el navegador. Esto hace que también se pueda jugar en el móvil sin descargarse nada… o al menos yo he conseguido que me funcione en el Dolphin de mi Galaxy.

El juego es mazmorreo puro: entras en una sala o habitación con losetas de hexágonos, generada aleatoriamente, caneas a los monstruos a base de dados de 10 + modificador (más sencillo imposible) y arramplas con el tesoro que haya por los suelos. Esto durante dos niveles, y el tercero es el cubil de un dragón. En cuanto apiolas al gran lagarto te teleportan inmediatamente a la aldea para que festejes tu éxito… y para que venga el siguiente dragón en la escala cromática (ya sabéis, blanco, negro, verde, azul…) a atacar de nuevo el pueblo. Siguiente nivel y vuelta a los túneles.

Lo malo es que al teleportarte siempre dejas atrás tus armas y escudo, que a estas alturas ya tienen bonificadores chulos, y tienes que volver a las mazmorras con armas y escudo básicos y sin curarte ni nada. Menos mal que al menos te dejan llevarte los pergaminos que cogiste antes, lo que hace que me pregunte si no serán una variedad de Láser Compacto Deluxe. O algo.

Pero bueno, es un detalle chorra, y a fin de cuentas ahora mismo siguen en Beta. Eso sí, lo que realmente mola es el aspecto gráfico del juego, sobre todo el del Personaje Jugador y de la mayoría de los monstruos… porque no son dibujos, son fotos de miniaturas viejunas.

(click para ampliar la imagen)

 

Para mí ha sido como jugar por fin con los Clicks de Famóbil en aquellos fondos maravillosos que salían en los anuncios, en lugar de en la moqueta de tu casa. Le da un saborcillo muy especial a vieja escuela que me ha llegado a la patata, la verdad.

En fin, muchísimas gracias al maese Rubén por el descubrimiento… y ¡no lo probéis en el curro, que engancha!

2 COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.