Creando cuentas de Gmail para los peques

6

logo gmailComo tiene toda la pinta de que Internet va a seguir siendo una parte importante en la vida cotidiana, creo que hay que ir preparando a los hijos para la “vida virtual” del mismo modo que ya hacemos para la “vida real”: hablándoles sobre cómo actuar en según qué situaciones, comentándoles las ventajas y los inconvenientes y proporcionándoles algunas herramientas que les puedan servir en el futuro.

Por eso tanto mi Princesa como mi pequeño Bárbaro tienen reservadas prácticamente desde que nacieron cuatro cuentas de Gmail distintas. Recientemente mi Princesa ya ha elegido una de ellas como su principal, y desde entonces la ha estado utilizando bajo nuestra supervisión para alguna que otra cosilla.

Claro que igual os estaréis preguntando…

¿Por qué una cuenta de correo electrónico?

Porque ahora mismo es un elemento tan importante para la vida online como un domicilio para la vida offline, es lo mínimo que cualquier servicio web te pide para apuntarte o suscribirte. Y aunque de momento en el mundo real sólo es un dato más, como el del teléfono, poco a poco se está volviendo más necesario para temas con la Administración, por ejemplo.

¿Por qué en Gmail?

Google es una de las empresas de internet más importantes del mundo, así que me parece que aún durará unos cuantos años :-P. Además, tener una cuenta con ellos no es sólo tener una dirección de email, sino también un disco en la nube (Drive), un usuario en YouTube, servicios de calendario, mapas, fotos… y un perfil en esa red social fantasma (:-D)  que es Google Plus y que sirve para registrarse en otros sitios fácilmente.

Sí, todo eso lo pueden estar dando Outlook o Yahoo. Y Facebook está peleando duro para convertirse en el sustituto. Pero hubo otro aspecto determinante que me hizo decantarme por Gmail: Android.

Y es que ahora mismo sólo hay dos sistemas operativos para móvil que realmente importen. Con una cuenta de Gmail ya estás listo para utilizar uno de ellos.

¿Por qué abrirlas cuando son tan pequeños?

Pues porque…

1) Cada vez será más difícil encontrar un buen nombre de cuenta

A mí me parece imprescindible tener un email “serio” para temas importantes. Que sí, que los de tu banco agradecerán las risas cuando lean “hazmeuncolacaonena@****.com” en tu ficha (verídico), pero seguro que no le hará tanta gracia a la empresa a la que le mandas tu curriculum, a tu jefe o a tu suegra, por ejemplo.

Creo que lo mejor para un email “serio” es que lleve una abreviatura del nombre y uno o los dos apellidos, de modo que quede un vocablo breve, fácil de recordar y (esta es la prueba del algodón) que no dé vergüenza a la hora de decírsela a alguien en voz alta. A ser posible sin añadirle números, que podría indicar dejadez (como si pasaras de currártelo y te hubieras conformado con la alternativa que te ha ofrecido Google) o facilitar demasiada información (si lo que se añade es el año de nacimiento).

Muy bien, pues sabiendo que cada día se crean miles de nuevas cuentas, ¿no es lógico pensar que cada vez será más difícil encontrarles a nuestros peques buenos nombres que estén libres?

2) La van a necesitar antes de lo que pensamos

Por poner un ejemplo, con tan sólo 6 años la profesora de mi Princesa ya les mandó enviar un correo electrónico a otros compañeros de clase.

Así que cuanto antes lo hagamos, mejor.

Abriendo las cuentas

Muy bien, por fin tenemos un poco de tiempo y nos ponemos manos a la obra. ¿Cuáles son los siguientes pasos?

1) Decidir los nombres

Sí, sí, “los nombres”, en plural. Porque ya puestos, mejor abrir varias cuentas para que el peque tenga opciones.

No viene mal ir pensando de antemano algunos nombres que molen, pero tampoco merece la pena gastar demasiado tiempo o esfuerzo en ello. Después de todo es muy posible que los que nos gusten ya estén “pillados”, algo que sólo sabremos cuando los metamos en este campo:

Mira que es un nombre raro y nada, está pillado. Y ahí está la alternativa que ofrece Google, con numeritos…

Así que lo mejor es liarse a probar nombres a mansalva, según se nos ocurran. Aunque estén “pillados” los primeros, seguro que acabaremos con seis o siete que no lo están. Apuntamos los que más nos gusten, nos centramos en el primer nombre y nos ponemos a…

2) Rellenar el resto del formulario

Ningún misterio en esto. Fácil ¿no? Pues sí… hasta que llegamos a la fecha de nacimiento.

Ojocuidao aquí, porque si somos legales y ponemos la de nuestro cachorro no nos van a dejar crear la cuenta. Y no importará que le demos “atrás” al navegador, que salgamos y entremos otra vez o que borremos cookies y archivos temporales: el sistema es tan pesao que seguirá mostrando el mismo aviso si lo intentamos otra vez desde el mismo navegador. Lo digo por experiencia.

El motivo es que Google, según avisa en esta página (que he tenido que buscar por otro lado), sólo deja abrir una cuenta desde España a los mayores de 14 años. Así que me temo que no queda otra que hacer EL MAL, desobedecer las normas de Google y ponerle a la nueva cuenta una fecha de nacimiento que se salte esta limitación. Pero vamos, teniendo en cuenta que todavía no me han cerrado ninguna de las chopocientas cuentas que me he creado con ellos, no creo que corramos peligro.

Siguiendo con el formulario, es importante que pongamos nuestro correo electrónico en el campo “Tu dirección de correo actual”. De esta forma se nos enviarán a nuestra cuenta las claves para recuperar la contraseña, pero también nos llegará un aviso cada vez que alguien acceda a esta nueva cuenta. Muy útil para detectar posibles hackeos.

3) Configurar el reenvío del correo que se reciba

Hay que recordar que la cuenta estará activa desde el minuto 1, por lo que es cualquier precaución es poca para evitar que nos la hackeen o nos la atiborren de spam.

Lo primero podemos detectarlo con el aviso que hemos visto antes. Pero para vigilar lo segundo tenemos dos opciones: o entrar periódicamente en la cuenta y hacer limpieza, o configurarla para que nos reenvíe automáticamente todo lo que vaya llegando.

Para esto último hay que entrar, pulsar en la ruedecita y luego en “Configuración”:

configuración de cuenta de gmail

Y luego elegir la pestaña “Reenvío y correo POP/IMAP” y seleccionar “Reenviar una copia del correo entrante a…”:

reenvio del correo a nuestra cuenta

Ponemos nuestro correo electrónico y desde ese momento recibiremos cualquier cosa que reciba la nueva cuenta.

Sólo queda hacer lo mismo con los otros tres o cuatro nombres y listo, nuestro peque ya tendrá reservadas unas cuentas como Crom manda para que en su momento elija la que más le guste.

Lo sé, lo sé, es posible que en el futuro mis hijos prefieran abrirse sus propias cuentas, o que Google ya no sea tan importante, o que el mail ya no sea tan central como lo es ahora. Bueno, lo único que habremos perdido son los diez minutos que habremos invertido en esto. Yo creo que compensa.

6 COMENTARIOS

  1. ahora!! ahora di con donde estan los comentarios (me vuelvo viejo, veo menos y estoy mas torpe)

    que te decia que sigues siendo un padrazo erek, los niños estarán ya por mastearte a ti!

    (creo que ahora si saldra en tu blog) Un saludo!

    • Jejejeje, no te creas, Britait, no es un tema sólo tuyo, ya me lo han comentado varias personas. Creo que va siendo hora de cambiar la plantilla del blog por una en la que comentar sea más fácil…

      Y ¡muchas gracias, maese! No vas desencaminado, no. La mayor ya me ha mastereado una aventura de superhéroes improvisada en uno de nuestros paseos. A ver si saco tiempo y la pongo por aquí ^.^

      ¡Un abrazote!

  2. A ver disculpen que alguien me ilumine. Y si tengo tres Tablet para regalar a tres personas… ok! Y si pongo mi mail personal y les pongo una app de control parental? Y después que ellas sean mayor de edad ahí que le manden la fruta que ella quieran!? Consulto! Oigo opiniones posturas algo que me sume a desasnarme. Gracias.

    • ¡Hola, Nora! Gracias por pasarte y consultar, pero no esperes la iluminación, jejeje. En estos temas no hay una respuesta única, va en gustos. Lo que propones es perfectamente válido.

      Sin embargo le veo alguna pega que otra. Con una sola cuenta para los cuatro, cuando ellos accedan desde sus tablets a Youtube con tu cuenta verán recomendaciones de vídeos basándose en tu historial, mientras que tú empezarás a ver en portada vídeos de artistas de los que jamás habrás oído hablar. Lo cual, oye, pues también tiene su punto :-P. También les resultará complicado volver a encontrar algo que vieron, ya que en el historial estarán los vídeos de cuatro terminales distintos. Y lo mismo pasaría con cualquier otro servicio que recomiende cosas en función del historial de la cuenta conectada.

      Pero vamos, si la personalización de los contenidos no es algo que te preocupe, ya te digo, lo que propones es perfectamente válido.

      Un saludo y ¡gracias de nuevo por la visita!

Deja un comentario